El emprendimiento social se asocia con satisfacer una necesidad que favorezca a las comunidades, pero el proyecto siempre debe ser económicamente sustentable y tener impacto social, económico y, en este caso, ambiental.

Para Diego Díaz, director en Mé­xico, Centroamérica y el Caribe de Ashoka Emprendedores Sociales, el país requiere incrementar la genera­ción de energía limpia porque existe un agotamiento de los combustibles fósiles y por el nivel de contaminan­tes que producen.

Ashoka es una organización que identifica, apoya e invierte en los emprendedores sociales en 89 países. En México han detectado 50 proyectos que abordan temas ambientales; de esta cifra, 14 están enfocados en el sector energético.

También puedes leer: Emprendedores mexicanos recibirán apoyo de aceleradora global 

PUBLICIDAD

“A medida que entendamos más las necesidades de las comunidades podemos generar modelos de apro­vechamiento de energía de acuerdo con lo que la gente quiere”, dice.

Hay fondos públicos y privados que financian estos proyectos. En los últimos años las empresas privadas han tenido un papel muy activo en el financiamiento de estas iniciativas. De acuerdo con responsabilidadso­cial.mx, algunas de las aceleradoras y organismos que apoyan el empren­dimiento social son 500 Startups, SociaLab, Ballon México, Promotora Social México a través de Compar­tamos Banco, Endeavor, Inadem y Ashoka, entre otros.

“Un modelo nacional (energéti­co) no necesariamente va a satisfa­cer y cubrir a todo un pueblo que es distinto. México es muy grande y con gente muy distinta, con modelos muy diversos. Y la idea es que sigan surgiendo esos emprendimientos junto con los gobiernos, las comuni­dades, las ONG y las universidades”, concluye.

Los emprendedores que apuestan por el medio ambiente.

Juan Pedro Gómez, cofundador Clean Watt

  • Año de fundación: 2013
  • Mercados: Guanajuato, Hi­dalgo, Querétaro y Yucatán

Esta empresa procesa dese­chos orgánicos de mercados municipales y grandes ranchos para producir biogás. Este gas se puede aprovechar para auto­consumo, pues permite generar energía eléctrica y gas metano. Es 25% más barato que el gas LP. Además, realizan trata­miento de aguas en ingenios cafetaleros, para incrementar la eficiencia de sus procesos, y en plantas de tratamiento de agua cogeneran energía a partir de biodigestores.

Francisco Acuña fundador INDI Fund / Intrust

  • Año de fundación: 2010
  • Mercados: continente americano

En alianza con la Universidad de Harvard, inversionistas, la Secretaría de Energía y comunidades mexicanas, a través de profesores rurales fomentan el desarrollo de proyectos energéticos. Han detonado 104 y están tres en desarrollo: en Oaxaca, Sinaloa y Sonora. Son de energía eólica y sobre bioenergía. Estas tres inversiones suman un monto de 600 millones de dólares. INDI Fund fue reconocido por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2010.

 

Alex Eaton fundador Sistema Biobolsa

  • Año de fundación: 2010
  • Mercados: México y 15 países más

Biobolsa es un modelo de biodigestor prefabricado para pequeñas y medianas granjas que procesa los desechos para generar gas natural. Este sistema per­mite conectar una estufa, un bóiler o un motor para producir electricidad. La empresa tiene una microfi­nanciera para otorgar crédito sin interés. En México han comercializado más de 3,000 sistemas.

 

Yusef Jacobs cofundador Vitaluz

  • Año de fundación: 2015
  • Mercados: Hidalgo, Estado de México y Ciudad de México

Vitaluz provee servicio de electricidad a comunidades a través de un sistema de paneles solares por prepago. Los usuarios compran recargas en la miscelánea a tra­vés de una app que no requiere conexión a internet. El servicio se adquiere por día, semana o mes y va de 70 a 300 vatios por hora (Wh).

 

Jonatan Hernández  fundador  Dertek

  • Año de fundación: 2013
  • Mercados: Oaxaca

La empresa inició como Ricinomex para producir bio­combustibles a partir del procesamiento de higuerilla (hierba considerada maleza). Pero desde la aplicación del IEPS (impuesto especial sobre producción y servicios) se enfocó a producir biolubricantes y biopolímeros. Con este proceso han beneficiado a 1,217 productores. Como Dertek, el objetivo es convertir residuos sólidos en combustible, como biodiesel o bioturbosina.

 

Siguientes artículos

sector manufacturero
Personal ocupado en sector manufacturero crece 2.1% en junio
Por

Los resultados de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM), señalan que en el sexto mes del año las hora...