76% de los mexicanos sí está dispuesto a donar sus órganos con fines médicos después de fallecer, y sólo 17% rechaza rotundamente la donación, de acuerdo con un reporte de la encuestadora De las Heras Demotecnia.

El documento señala que 44% está dispuesto a recibir órganos de personas fallecidas en caso de necesitarlo, sin embargo, 20% de la población encuestada no está dispuesta a recibir un trasplante.

De acuerdo con datos de la estadística, existen 21,809 personas que esperan un trasplante. Por este motivo, México no se encuentra entre los 20 países que conforman el ranking de países por pacientes trasplantados.

Durante los primeros días de abril, la Cámara de Senadores aprobó una reforma a la Ley General de Salud en donde todos los mexicanos mayores de 18 años, por derecho, se convierten en donantes de sus órganos después de fallecer.

PUBLICIDAD

“Toda institución de salud, por medio del personal de la dependencia, se solicite de manera oficial y sistemáticamente a todo paciente con capacidad jurídica, que exprese su voluntad para donar de manera voluntaria y altruista sus órganos con fines de trasplante”, explicó la Comisión de Salud en un dictamen.

México no es el primer país que intenta conscientizar sobre la donación de órganos entre su población. En febrero pasado, el senado holandés aprobó la ley de donación de órganos que dictamina que todos los ciudadanos mayores de 18 años serán automáticamente donadores, a menos que especifiquen por escrito que no desean serlo.

Aquí la nota completa: Holanda convierte a todos sus ciudadanos en donantes de órganos

 

Siguientes artículos

Bill Gates apoya alteración del ADN para erradicar la malaria
Por

Para el fundador de Microsoft, la ingeniería de genes que alteran el ADN, es vital contra la lucha de la malaria.