¿Firmarías tu contrato de trabajo de la misma forma que aceptas las condiciones de privacidad de Facebook?

En México, 8 de cada 10 disputas entre trabajadores y empleadores que terminaron en juntas de arbitraje, surgieron a raíz de desavenencias sobre la titularidad del contrato. Y 10 de cada 12 huelgas tuvieron como motivo el incumplimiento del contrato. Esto, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de 2017.

Si no quieres verte obligado a manifestarte en las calles porque le diste al “Aceptar” a tu contrato laboral sin saber a qué te estabas comprometiendo con tu empresa, la bolsa de trabajo online Bumeran.com.mx te indica los 7 puntos de tu contrato de trabajo a los que tienes que dar luz verde antes de firmar.

1.Comprueba que tú eres tú y tu empleador es tu empleador: es decir, asegúrate de que tus datos y los de quien te contrata son correctos. En tu caso, checa el domicilio, teléfono y nivel formativo no hayan cambiado. En cuanto al empleador, deben aparecer los datos de la empresa, tanto en su domicilio fiscal como el del lugar de trabajo, así como los de su representante físico.

PUBLICIDAD

2.¿Qué día empecé a trabajar? Te ayudará recordarlo si esta fecha consta en el contrato. Revisa la fecha que aparece como día de inicio de la relación laboral, pues desde ese día es el que se cuenta en el momento de cotizar.

3.¿Cuál es mi último día? Si no firmas un contrato indefinido, ten claro qué día termina tus obligaciones para con tu empresa y que esta fecha está clara en las cláusulas.

4.Infórmate de a qué hora debes poner el despertador: esto significa que compruebes cuál será tu horario de trabajo. Seguramente aparecerá en forma de horas semanales y la forma cómo se van a distribuir a lo largo de la semana.

5.El descanso también es trabajo: fíjate que consten los días de vacaciones remuneradas.

6.La firma sí es necesaria: tanto la del empleador como la del empleado. En el primer caso, asegúrate de que sea el representante legal de la empresa quien lo firme.

7.¿Para qué trabajo? Puede que por placer e interés, pero sin duda, el dinero también tiene algo que ver en eso. Comprueba que firmas por el monto acordado y checa cuándo y cómo se te va a abonar.

No hace falta ser un experto en leyes para leer un contrato. Cuando tengas las cláusulas en tus manos, sé consciente de que leerlo te tomará tiempo y que habrá elementos que no vas a entender. Siempre tienes la opción de hablar con el responsable de Recursos Humanos para que te aclare tus dudas. Es decir, todo lo contrario a lo que haces cuando creas una cuenta en Amazon.com y aceptas lo términos y condiciones de privacidad y seguridad.

También puedes leer:

El gobierno quiere que encuentres empleo con esta plataforma

 

 

Siguientes artículos

¿Cómo dirigir a tu equipo con base en objetivos?
Por

Diversas estadísticas señalan que solamente el 6% de las empresas mexicanas tienen un proceso claro en cuanto al estable...