Banca digital, eCommerce,  y ataques cibernéticos son temas que trascienden a las actuales economías del mundo. En México, por ejemplo, este tipo de dinámicas ya han cobrado sentido en un mercado que mueve miles de millones de pesos y es necesario que se tome el siguiente paso, un tratado innovador, futurista, en el que se logren acuerdos y estrategias con otros países para poner las cartas sobre la mesa en estos temas.

“Este Tratado de Libre Comercio que se firmó en los 90 fue eminentemente un tratado de bienes duros, de bienes tangibles, de coches, de refrigeradores, de televisiones, claro que esto es parte fundamental, pero nos falta otro tratado. Un Tratado de Libre Comercio Digital, ese sería muy interesante, sería un tratado futurista, un tratado innovador; sería muy compatible con el TLC”, señala Sergio Legorreta, socio principal de la Práctica en Propiedad Intelectual y Tecnología de la Información y Telecomunicaciones de Baker & McKenzie.

Lee también Segunda ronda por TLCAN arranca con tono endurecido

La importancia que merece el tema no es para menos, ya que los movimientos económicos que se registran año con año han ido en aumento.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, en México, el año pasado la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) registró movimientos superiores a los 257 mil millones de pesos en la dinámica de eCommerce, detalla en su estimación del valor de mercado del comercio electrónico.

“No hay un acuerdo global que contemple muchos países para ese tema y es un buen momento. Creo que la región norteamericana tiene suficiente influencia a nivel internacional para un nuevo tratado en estos términos y pudiera sentar un precedente, el tema de protección de bienes digitales e intangibles en internet es muy importante”, detalla el vocero de Baker & McKenzie.

-Siguiendo esta idea del Tratado de Libre Comercio Digital, ¿qué oportunidad tendría México?

Yo creo que sería en beneficio de todas las partes. Por un lado Estados Unidos como un gran país consumidor pero también exportador.

Creo que estos temas tienen una conveniencia natural como el del comercio electrónico y todos los bienes intangibles, esto se requiere que tenga un tratamiento fiscal más claro.

Lo que hace falta es más claridad, porque finalmente las empresas van a buscar cómo maximizar su retorno aprovechando su estructura. Creo que no han hecho la tarea lo suficientemente rápido las autoridades tributarias del mundo para tener acuerdos multilaterales en esa materia.

En estos temas no solo le tenemos que aprender a Estados Unidos, sino también a países que le llevan mucha ventaja a Estados Unidos en ese tema en particular.

 

Siguientes artículos

EU insiste en reducir déficit comercial con el nuevo TLCAN
EU no recuperará nota ‘Aaa’ si incumple pago de deuda: Moody’s
Por

La calificadora crediticia señaló que la mayor economía del mundo no recuperaría la nota de primer nivel aún resolviendo...