La semana pasada, el gabinete italiano dijo que necesitaría solo 7.500 millones de euros para combatir el virus, pero desde entonces la emergencia se ha agravado y el país, que ya está cerca de la recesión, está bloqueado.

En este sentido, el primer ministro Giuseppe Conte destinó el miércoles 28.300 millones de dólares para aliviar el impacto económico, además dijo que las restricciones a los movimientos podrían ser más estrictas en la región norteña de Lombardía.

En esa zona donde se encuentra la capital financiera de Italia, Milán, se solicitó el cierre de todas las tiendas y del transporte público, excepto las de artículos de primera necesidad y farmacias.

“No es preciso salir al supermercado inmediatamente a hacer compras”, dijo Conte, quien sostuvo que “si todos respetan estas regla, el país saldrá antes de la emergencia” del coronavirus.

En este sentido, Conte sostuvo que “permanecerán cerrados bares y restaurantes, aunque se permitirá el envío de comida a domicilio, además de peluquerías y centros de estética“.

Lee también Automotrices en México, a punto de quedarse sin piezas de China por coronavirus

 

Siguientes artículos

Kansas City Southern
Forbes Conecta: Kansas City Southern mantendrá inversiones en México durante 2020
Por

La compañía ferroviaria espera un repunte de la economía mexicana por la entrada en vigor del nuevo acuerdo comercial co...