A pesar de los constantes mensajes del presidente Andrés Manuel López Obrador para cerrar filas en el combate a la corrupción, su gobierno ha echado mano de las adjudicaciones directas para otorgar proyectos millonarios en lugar de utilizar la licitación abierta, vista como una de las principales herramientas para cerrar las ventanas de oportunidad a las corruptelas.

Así lo destaca la organización no gubernamental Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la cual precisa que en este año la licitación pública sólo ha sido utilizada en el 18% del total de contratos, mientras que la invitación restringida a cuando menos tres personas en 7%, y la adjudicación directa en el 74% de los casos, de acuerdo con cifras obtenidas de Compranet.

Un ejemplo de ello, apunta la ONG, es que el 19 de marzo se adjudicaron directamente tres contratos para la realización de los estudios de costo-beneficio, de asesoría jurídica y desarrollo de plan maestro para la construcción del Tren Maya, por un total de 90 millones 870,000 pesos.

“Esto contraviene las leyes en la materia que establecen que, salvo en los casos expresamente previstos en las mismas, se impide la adjudicación de contratos a un particular para la construcción (o actividades relacionadas) de un proyecto de infraestructura y que ésta debe estar respaldada por un dictamen previo y por escrito en donde se justifique la excepción correspondiente”, apunta MCCI.

Agrega que esta no es una situación particular, ya que en 116 días de este gobierno se ha hecho recurrente que el ejercicio de los recursos públicos se realice mediante adjudicaciones directas o de invitación restringida, “lo que va en contra del espíritu de la constitución y sus principios –eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez- y sus leyes secundarias”.

MCCI apunta que los estudios internacionales señalan que una de las principales herramientas para tapar el paso a la corrupción gubernamental es la licitación abierta y transparente, tanto en compras gubernamentales como en infraestructura; además de que está contemplada en la Constitución (art. 134) y en las leyes de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios y de Obras Públicas.

Según Compranet, del gobierno federal, durante 2019 el mecanismo de licitación pública ha sido utilizado solamente en el 18% del total de contratos (28,458) mientras que la invitación restringida a cuando menos tres personas en 7% y la adjudicación directa en el 74% de los casos. Desde el arranque del actual Gobierno, se ha optado por el método de asignación para las obras más importantes.

MCCI menciona que cree en el compromiso de AMLO para combatir la corrupción y hacer un uso transparente y eficaz de los recursos públicos, pero subraya que para esto es necesario “ir acotando los espacios de discrecionalidad en las áreas más sensibles al desvío o mal uso del presupuesto”.

Otras adjudicaciones directas:

– El 24 de enero de 2019 se informó la compra por parte de una filial no paraestatal de Pemex de 671 pipas para transporte de combustible, por un total de 1,765 millones de pesos mediante asignación directa a cuatro empresas extranjeras y dos mexicanas.

– A mediados de marzo, se dio a conocer que para la construcción de la refinería en Dos Bocas se dispuso la invitación restringida a cuatro empresas. Forbes México reveló que estas tienen en sus expedientes cargos por presuntos actos de corrupción.

Lee: Para construir refinería, Pemex invitó a empresas acusadas de corrupción

– En lo que va de la administración, Pemex ha adjudicado por invitación restringida al menos siete contratos por alrededor de 44,000 millones de pesos, según datos del portal de Pemex Exploración y Producción.

Aquí puedes consultar la investigación de MCCI.

 

Siguientes artículos

Morgan Freeman convirtió su rancho en un santuario para las abejas
Por

Morgan Freeman, el actor, director de cine y filántropo ha agregado un nuevo título a su nombre: Apicultor.