Luego de que Aeroméxico se acogió a la protección del Capítulo 11 en Estados Unidos, la empresa anunció que el Tribunal correspondiente en ese país autorizó las peticiones solicitadas por la aerolínea mexicana, un primer paso en su plan de reestructura financiera.

En un comunicado enviado la noche del miércoles 1 de julio, el director general de Aeroméxico, Andrés Conesa, dijo que tras la entrada de la empresa al Capítulo 11 y la aprobación del Tribunal, están listos para seguir operando.

Con ello, la empresa ya tiene cumplidas las tres etapas iniciales en el proceso de Capítulo 11: la solicitud de entrada a ese mecanismo, la autorización para obtener financiamiento bajo el modelo debtor-in-possession (DIP), que le permite alcanzar liquidez mientras avanza el proceso de bancarrota en EU, y el reconocimiento del Tribunal anunciado este día.

De acuerdo con Conesa, estos puntos iniciales permitirán que Grupo Aeroméxico se enfoque “en hacer todo lo posible por proteger el futuro de la compañía, ofreciendo experiencias de viaje seguras y memorables”.

La empresa informó que entre las peticiones que fueron aprobadas por el Tribunal, “se encuentran algunas que permitirán a Aeroméxico pagar el salario a sus colaboradores sin contratiempos y sus beneficios de manera habitual. También los boletos, reservaciones, vouchers electrónicos y Puntos Premier se mantendrán válidos y sin afectación. El pago por bienes y servicios a proveedores se realizará en tiempo y forma a partir 30 de junio de 2020, fecha en que se inició la solicitud del Capítulo 11.

También lee: Confidencias: ¿Las verdaderas fuentes de financiamiento de Aeroméxico?

 

Siguientes artículos

CFE tarifas
Planta de CFE en Tula violó límite de emisión de contaminantes mortales durante 4 años
Por

La planta termoeléctrica de Tula, ubicada al norte de Ciudad de México, violó el límite legal de azufre en el combustóle...