La carta fuerte del gobierno del Estado de México para dotar de transporte público masivo al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) es la ampliación de dos de sus rutas de Mexibús: la I, que hoy va de Indios Verdes a Tecámac, y la IV, que va de Ciudad Azteca a Ojo de Agua. Sin embargo, solo ésta última estará lista previo al inicio de operaciones de la nueva terminal área, programado para el 22 de marzo 2022.

En entrevista con Forbes México, el director del Sistema de Transporte Masivo y Teleférico del Estado de México (Sitramytem), Elim Luviano Heredia detalla que la inversión para ambos proyectos alcanza los mil 100 millones de pesos y es la extensión de Ojo de Agua al AIFA la que se concluirá primero, hacia finales de febrero, un mes antes de la apertura del nuevo aeropuerto.

Lee también:
Inversión carretera en torno al AIFA ronda los 18 mil mdp… y contando

“Estamos trabajando en un plan de conectividad aeroportuaria. La idea es que se generen las condiciones que permitan la conectividad del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles con el Benito Juárez (CDMX) y con el de Toluca. Son dos grandes vertientes, la primera tiene que ver con el desarrollo de infraestructura y vías de comunicación y la otra es el transporte masivo”, comenta.

Como informó Forbes México, la inversión en infraestructura carretera en torno al AIFA, ubicado en el extremo norte del Valle de México, en el municipio mexiquense de Zumpango, casi al límite con Hidalgo, suma 18 mil 813 millones 923 mil 538 pesos, que incluyen inversiones privadas para autopistas concesionadas de cuota que conectarán a la Ciudad de México con la nueva terminal aérea.

“Por lo que toca al tema de transporte masivo, el gobierno del Estado de México ha determinado dos proyectos con los que estaremos en posibilidades de comunicar a usuarios, pasajeros y personas que trabajen en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles. Son básicamente dos ampliaciones de la red de Mexibús, particularmente Línea I y Línea IV”, detalla Luviano Heredia.

Te recomendamos:
El ‘lado B’ del aeropuerto Felipe Ángeles: museos, conciertos y carne asada

La ampliación de la Línea I será de 20.4 kilómetros, desde la terminal Ojo de Agua al AIFA. A la fecha supera el 30% de avance de obra, no obstante, el gobierno del Estado de México confía en que estará lista previo a la apertura del aeropuerto ya que no se harán mayores intervenciones a los carriles de la autopista libre México-Pachuca, que es la vialidad por donde correrá esta extensión.

“Consiste en una ampliación de 20.4 kilómetros. Sale de la terminal Ojo de Agua y llega hasta la terminal de pasajeros Felipe Ángeles. La circulación la tenemos proyectada a través de la carretera libre México-Pachuca, operando en un carril de circulación preferente, no será confinado. El corredor plantea ocho estaciones: cuatro son intermedias y cuatro en el aeropuerto y la Ciudad Militar”, indica.

Luviano Heredia puntualizó que las estaciones son de tipo modulares, es decir, están elaboradoras a base de acero y cristal y su fabricación ya se inició en taller para que a finales de este año se proceda con el montaje en sitio. También se colocará señalamiento horizontal y vertical sobre la carretera libre México-Pachuca y algunos cruces semafóricos.

No te pierdas:
El AIFA se diseñó como un auto de Fórmula 1 y no como un Rolls-Royce: arquitecto del aeropuerto

Asimismo se adquirieron 12 autobuses articulados marca Volvo, empresa que se comprometió a entregar el lote a finales de febrero del próximo año. La flota, aclara el director del Sitramytem, solo será para el tramo de Ojo de Agua al AIFA, que atenderá una demanda inicial estimada en entre 21 y 25 mil pasajeros al día, entre empleados y usuarios de la nueva terminal aérea.

La Línea I tiene una conexión con la Línea IV en la estación Central de Abasto. De esta manera, aunque no esté lista la ampliación de la Línea IV hacia el AIFA, los usuarios de este derrotero podrán transbordar en la Línea I con dirección a Ojo de Agua y ahí hacer un cambio de unidad para dirigirse al nuevo aeropuerto. El tiempo estimado de recorrido desde Ojo de Agua al complejo aeroportuario es de 40 minutos.

La ampliación de la Línea IV es otra historia. Su construcción depende de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) concluya y ponga en operación la nueva vialidad Camino libre a Tonanitla, que dará acceso directo al AIFA y que tendrá dos carriles confinados para la circulación de Mexibús. Debido a los tiempos, la extensión de esta ruta de Mexibús no estará listo previo a la apertura del aeropuerto.

Te puede interesar:
Costará 4.7 mil mdp adaptar espacio aéreo para operación simultánea de AIFA y AICM

“Ese es un proyecto que estamos trabajando en coordinación con la SCT, se está elaborando el proyecto ejecutivo y el análisis costo beneficio. Estamos hablando de una ampliación de 12.6 kilómetros, desde la Universidad Mexiquense del Bicentenario al Aeropuerto. Creemos que sí tomará un poco más de tiempo, pero trabajaremos muy rápido para que en cuanto esté liberada esa vialidad nosotros hagamos lo propio y podamos tener esta alternativa de conectividad.”, comenta Elim Luviano Heredia.

La Línea IV tendrá una particularidad: entrará al carril confinado de la Línea 1 de Metrobús de la Ciudad de México y hará recorrido hasta La Raza, donde podrán ascender y descender personas usuarias de la Línea IV de Mexibús. De acuerdo con Luviano Heredia, un usuario que aborde esta ruta en Indios Verdes y viaje con destino al AIFA, podrá completar el recorrido en una hora y media.

“Vamos a llegar a Indios Verdes, pero ampliamos nuestro recorrido hasta La Raza y también estamos avanzando en esta visión metropolitana que ellos (CDMX) a través del Metrobús Línea 4 ya están llegando a Pantitlán, están conviviendo con nuestra Línea III de Mexibús, y la idea es que pueda circular por alguna parte de nuestro carril confinado para llegar a la Alameda Oriente”, apunta.

Un proyecto más con visión metropolitana es la construcción del Trolebús Chalco (Estado de México) Santa Marta (Ciudad de México). Esta obra tendrá una inversión de siete mil 300 millones de pesos y funcionará como una extensión de la Línea A del Metro, que también recibirá una inyección de recursos para su rehabilitación y compra de más trenes.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

‘Los Peores Vecinos del Mundo’: la aventura ensayista de Notas Sin Pauta
Por

La editorial Notas Sin Pauta estará dedicada a la publicación de trabajos periodísticos de investigación, opinión y ensa...