Los programas de estímulo monetario de la Reseva Federal sumados a las políticas expansivas en Europa y Japón redujeron las tasas de interés en las economías desarrolladas a casi cero, esto ha provocado una migración de dólares a la región.

 

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

 

América Latina respiró después de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos mantuvo sin cambios su plan de estímulo, una medida que posterga lo que funcionarios veían como una inevitable salida de los dólares invertidos en la región.

La Fed mantuvo su plan de compras de bonos por 85,000 millones de dólares mensuales, sorprendiendo a los mercados, que esperaban una reducción del monto del programa.

Aunque los mercados de cambios y acciones de América Latina, temerosos de un recorte, se dispararon con la noticia, funcionarios recordaron que el programa de estímulo en algún momento tiene que acabar.

“El que continúe el estímulo sin duda alguna envía un señal de tranquilidad a los mercados, pero hay que reconocer, y lo debemos hacer todas las economías emergentes, que ese estímulo no puede ser permanente”, dijo el secretario de Hacienda mexicano, Luis Videgaray, en un evento en la Ciudad de México.

“Eventualmente vendrá el retiro del estímulo y tenemos que estar preparados para la volatilidad que eso implicará”, agregó. .

Los programas de estímulo monetario de la Fed sumados a las políticas expansivas en Europa y Japón redujeron las tasas de interés en las economías desarrolladas a casi cero, algo que llevó a los inversionistas a buscar mejores retornos por el mundo. 

Aunque las divisas ayudaron a financiar a las economías y avivaron el precio de las materias primas, también fortalecieron a las monedas latinoamericanas erosionando la competitividad exportadora en lo que Brasil llamó una “guerra cambiaria”.

Pero el anuncio en junio de que la Fed podía levantar el pie del acelerador en su estímulo monetario cambió radicalmente el escenario para la región y comenzó a preocupar a los economistas por la posibilidad de que los miles de millones de dólares que recibió la región salgan abruptamente hacia Estados Unidos.

Eso generaría volatilidad y desbarajustes financieros en una Latinoamérica que atraviesa por una desaceleración económica.

Desde Brasilia, el presidente del Banco Central brasileño, Alexandre Tombini, dijo en una audiencia ante el Congreso que los mercados están reaccionando bien al anuncio de la Fed y que las monedas están ganando vigor frente al dólar.

Mientras, el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, aseguró que la decisión de la Fed posiblemente reducirá la volatilidad de los mercados cambiarios y aliviará las presiones inflacionarias en Brasil.

En Colombia también se tomó con beneplácito el hecho de que la Fed no redujera sus compras de bonos.

“La decisión de la Reserva Federal es buena para Colombia porque quiere decir que seguiremos teniendo liquidez”, dijo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, a periodistas.

 

Siguientes artículos

Reuters cancela proyecto web
Por

La agencia informativa comenzó el proyecto Next hace más de dos años y si bien estaba disponible en una versión de prueb...