El año pasado que se promulgo la Ley FinTech fue una gran noticia para las empresas ya que abre la posibilidad de regular mejor la industria. Albo, empresa especializada en la transferencia de dinero, esta preparada para sacarle el mejor partido a la ley con la nueva ronda de inversión que obtuvo por 7.4 millones de dólares (mdd).

Lo más importante para el equipo de Albo es hacer que cualquier mexicano, sin importar si no sabe leer o escribir o tenga dinero pueda tener unas finanzas sanas.

“Estamos en un momento perfecto. Nuestro sueño, con ayuda de este financiamiento, es llevar a Albo a cada rincón del país ayudando a nuestros clientes a tener una mejor salud financiera. Es nuestra misión”, comentó Ángel Sahagún.

La ronda de inversión servirá para crecer diez veces los usuarios actuales a finales de año, entre otras mejoras tecnológicas para dar un mejor servicio. Hasta el momento Albo cuenta con 60,000 clientes.

PUBLICIDAD

Para el CEO, lograr alcanzar ese número de clientes para finales de año, también debe estar en línea con el crecimiento y mejoramiento de su equipo de trabajo.

Otro factor de suma importancia para el equipo de Albo, para lo cual invertirán parte del capital, es obtener la licencia de empresa FinTech.

“Para nosotros es importante poder obtener esa licencia y poder ser uno de los primeros en adquirir esta licencia”, destacó el CEO de Albo.

Finalmente, con lo recaudado, la compañía está pensando en mejorar el producto actual y sacar nuevos productos y servicios para lo que resta del año.

En esta ronda de inversión participaron reconocidos fondos de inversión, entre ellos Omidyar y Greyhound, famosas por ayudar a escalar organizaciones innovadoras que buscan lograr importantes cambios sociales.

“El principal factor para hacernos con esa inversión fue nuestro equipo. Tenemos gente muy brillante y muy comprometida”, destacó

 

Cautela

Actualmente operan alrededor de 158 FinTech en el país”, señala la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Aunque el temor en los mexicanos ante las nuevas tecnologías para transferir dinero parece que ha disminuido, para el CEO de Albo lo que ahora se ve es más cautela.

“Me parece sano ya que al final es su dinero. Los clientes deben cerciorarse de las empresas a las cuales les confía su dinero, que cuiden su información”, destacó Ángel Sahagún.

#Adiós2018, el año que las FinTech se regularon en México

 

Siguientes artículos

Start Rocket quiere poner tu anuncio en la órbita de la Tierra
Por

Billboards, televisores, Youtube y ahora, esta empresa quiere convertir la órbita de la Tierra en una pantalla para exhi...