El gobierno de Alemania invirtió alrededor de 2.84 millones de dólares (mdd) para un proyecto piloto de transporte eléctrico “Cambio Climático y Transporte” en San José, Costa Rica, el cual fue concretado el pasado martes 13 de noviembre.

La iniciativa consiste en la adquisición de tres buses eléctricos y sus respectivas estaciones de recarga y es parte de un programa de cooperación a largo plazo firmado entre Costa Rica y Alemania desde junio 2017.

El anuncio fue realizado por Epsy Campbell Barr, vicepresidenta y canciller del país centroamericano y por Marian Schuegraf, directora Regional para América Latina y el Caribe del Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania, en la Casa Presidencial.

PUBLICIDAD

“Es fundamental generar un cambio en nuestro modelo de transporte para alcanzar nuestro compromiso con el Acuerdo de París y lograr la descarbonización de la economía. El sector transporte representa casi el 70% de las emisiones de energía y por eso las acciones son urgentes”, expresó la vicepresidenta de Costa Rica.

En el encuentra también participó Claudia Dobles Camargo, la Primera Dama, ya que coordina el Comité Articulador de Infraestructura, Movilidad y Ordenamiento Territorial, destacó el liderazgo de Costa Rica hacia el camino de la descarbonización.

“Este es un tema de identidad nacional y un pilar de la Costa Rica del Bicentenario.  Así que celebramos estas iniciativas que nos permiten dar un paso más en este camino y acercarnos al transporte cero emisiones”, sostuvo Camargo.

Un grupo de trabajo se encuentra elaborando una lista de criterios para terminar en cuál línea se podrían utilizar los tres buses eléctricos y en el diseño de uno o varios instrumentos financieros para la masificación de su uso en rutas de servicio público.

Te puede interesar: Costa Rica recibe 546 mil dólares de China para seguridad

Este grupo está integrado por la Cooperación Alemana para el Desarrollo (GIZ), el Ministerio de Ambiente, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, el Consejo de Transporte Público, el Despacho de la Primera Dama, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la Fundación CRUSA y ONU Ambiente.

Carlos Manuel Rodríguez, ministro de Ambiente y Energía, comentó que es crucial generar un cambio en la movilidad para alcanzar la descarbonización: “La electrificación del transporte modalidad bus aporta tanto a la reducción de emisiones como al ecosistema, mejorando la calidad del aire y reduciendo la contaminación sónica de nuestras ciudades”.

Según estimaciones de ONU Ambiente, si al año 2030 la cuarta parte de la flota de autobuses en San José fuera eléctrica, se dejarían de emitir 389 toneladas de dióxido de carbono y se ahorrarían 316 mdd en consumo de combustible.

 

Siguientes artículos

Costa Rica recibe 546 mil dólares de China para seguridad
Por

Con este financiamiento se invertirá en la compra de equipo de telecomunicaciones y de protección para oficiales de Fuer...