La internet no perdona y ahora Amazon lo sabe más que nunca tras la flamante iniciativa para promover la salud mental de sus trabajadores a través de cabinas llamadas Amazen o Zenbooths.

Los “Mindful Practice Room”, como se llaman, son parte del programa WorkingWell que Amazon anunció el 17 de mayo, con el objeto de contribuir a la salud mental de sus empleados a través de una combinación de “actividades físicas y mentales, ejercicios de bienestar”.

En definitiva, estas cajas de bienestar para promover la salud mental de los empleados, son representadas a través de un quiosco interactivo donde los trabajadores pueden ver videos sobre prácticas de atención plena y cómo tener una mente saludable.

Foto YouTube.

“Con AmaZen, quería crear un espacio que fuera silencioso, donde la gente pudiera concentrarse en su bienestar mental y emocional”, explicó Leila Brown, empleada de Amazon e inventora de ZenBooth.

También describió la iniciativa como “un quiosco interactivo donde puede navegar a través de una biblioteca de prácticas de salud mental y atención plena para recargar la batería interna”.

Entre los contenidos que brindan, incluye apoyo a una alimentación saludable en pos de ayudarlos a recargar y revitalizar sus energías a través de prácticas de atención plena en estos quioscos que la internet a comparado con las “cabinas de los suicidios” de uno de los más hilarantes capítulos de Futurama.

Si bien muchos posteos de Twitter como videos de empleados de la compañía en YouTube hablan de falta de permisos para habilitar a sus trabajadores con suficientes descansos para ir al baño, poniéndolos en peligro de sufrir lesiones frecuentes y obligándolos a pasar horas a pie, parece que estas cabinas zen pretenden ser un paliativo al ferviente cuestionamiento público.

El punto es que para evitar un problema de relaciones públicas mayor al actual, Amazon ha borrado los tuits que dieron cuenta de la puesta en marcha de las cabinas, algo que también no fue tomado de la mejor manera por el ecosistema de la compañía.

Lee más: Cuatro de cada 10 compras por internet son un fraude potencial para los negocios

Amazon y su ¿déficit? en la atención de la salud mental

En esta línea, Jeff Bezos, en su carta final como director ejecutivo a los accionistas de la compañía, sostuvo que Amazon necesita “hacer un mejor trabajo” con sus empleados.

Incluso Amazon viene sufriendo diferentes intentos de sindicalización, como el reciente conflicto de Alabama, que originó una votación de los empleados (que finalmente gravitó para la compañía), pero que muchos creen que con el tiempo será una victoria de los trabajadores.

El suceso se registró en los almacenes de Amazon en Bessemer, donde el personal votó en contra de la puesta en vigor de un sindicato por un margen de 2 a 1, cumpliendose la voluntad de la compañía que se ha resistido ferozmente a la sindicalización durante décadas.

En este sentido, Bezos dijo que “si bien los resultados de la votación fueron desiguales y nuestra relación directa con ellos es sólida, para mí está claro que necesitamos una mejor visión de cómo creamos valor para la planta laboral”.

Vale decir que Amazon emplea a 1.3 millones de personas en todo el mundo y es el segundo empleador privado más grande de los Estados Unidos, y ha sido criticado por algunos trabajadores de sus almacenes por las adversas condiciones laborales, incluso aducen de carecer de permisos para ir al baño.

Si bien Bezos rechazó las críticas afirmando que los informes que indican que los trabajadores son tratados ‘como robots’ eran inexactos, el magnate dijo que los trabajadores podían “tomar descansos informales durante sus turnos para estirarse, buscar agua, usar el baño o hablar con un gerente”, además de su pausa para el almuerzo de 30 minutos y otra pausa extra de 30 minutos.

Por otra parte, fundamentó que “no establecemos metas de rendimiento irrazonables”, señalando que la empresa había liderado el camino en materia de salarios al establecer un mínimo de 15 dólares la hora hace dos años y medio.

Bezos, quien dejará el cargo a finales de este año como director ejecutivo de la compañía que fundó en 1994, dijo que planea trabajar en cómo hacer que los lugares de trabajo de Amazon sean más seguros, por ejemplo, rotando a los empleados entre los trabajos para reducir el movimiento repetitivo y ayudar a protegerlos de los trastornos musculoesqueléticos.

En línea de la creación de las ‘novedosas’ cabinas zen, Bezos sostuvo que se esforzará por hacer de Amazon “el mejor empleador de la Tierra y el lugar más seguro para trabajar”.

A través de Twitter y los medios, Stuart Appelbaum, presidente del sindicato de minoristas, mayoristas y grandes tiendas, que lideró la campaña de sindicalización en Alabama, dijo que “hemos iniciado un debate global sobre la forma en que Amazon trata a sus empleados”.

Te puede interesar: Huawei proclama su independencia de Android y lanza su HarmonyOS

 

Siguientes artículos

Estos son los ciberataques que se podrían perpetrar el 6 de junio
Por

Desde el ciberataque que paralizó al PREP en las elecciones de 2006 hasta robo de información vía email. Conoce los ataq...