Ante las dudas del sector privado por la necesidad de más tiempo y mayores recursos para restablecer el estado de Guerrero tras el golpe del huracán Otis, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, defendió su propio plan de reconstrucción para Acapulco.

“Se les ayuda a todos, pero se tiene que apoyar más a la gente pobre, a la gente más necesitada, que es la mayoría, hay quienes perdieron sus casas, perdieron sus muebles, no tienen estufa, no tienen refrigerador, no tienen camas, entonces primero tiene que ser a ellos”, argumentó el mandatario en su rueda de prensa diaria.

Tras una semana sin un informe oficial de daños, el Gobierno de México estimó en 61,313 millones de pesos (más de 3,400 millones de dólares) el costo para las reparaciones y apoyos sociales en el sureño estado de Guerrero tras el golpe de Otis del 25 de octubre.

Además, López Obrador prometió “poner de pie” a Acapulco para Navidad.

Pero la agencia Fitch calculó en 16,000 millones de dólares las pérdidas catastróficas, mientras que las cámaras empresariales previeron dos años y hasta 300,000 millones de pesos (casi 17,000 millones de dólares) para la reconstrucción de Acapulco, la ciudad más dañada y una de las más turísticas de México.

Lee más: Marcelistas proponen modificar Presupuesto de Egresos 2024 para reconstruir Acapulco

La reconstrucción de Acapulco tomaría hasta dos años

El mandatario, quien visitará de nuevo la zona afectada la próxima semana, justificó su plan por “darle preferencia a los más necesitados”.

“Pero también en el censo que se está levantando, se está incluyendo a pequeños, medianos empresarios, a pequeños comerciantes, a quienes se buscan la vida con una pequeña tienda, con la venta de ropa en los mercados, en los tianguis (mercadillos), los que tenían palapas (pequeños negocios) en las playas, incluso pescadores”, comentó.

López Obrador sostuvo que “sí hay apoyo para todos”, al citar que su Gobierno busca que las aseguradoras paguen “lo más pronto posible” el 40% de los daños que padecieron más de 300 hoteles, y que la Secretaría de Hacienda les pagará la mitad de los intereses de los créditos que contraten para reparaciones.

Por otro lado, acusó a la oposición de estar detrás de las críticas.

“Ha quedado esto ya de manifiesto, fue lamentable y un error de nuestros opositores el querer utilizar la tragedia con fines político electorales”, aseveró.

“Por eso también el cuestionamiento, lo único que no es válido moralmente, éticamente, es que se utilice la desgracia de la gente, el sufrimiento del pueblo, una tragedia como la de Acapulco, con propósitos políticos, con propósitos electorales, para atacar al Gobierno”, añadió.

Con información de EFE.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

 

Siguientes artículos

tribunal
Juez frena la extinción de 13 fideicomisos del Poder Judicial
Por

Con la primera suspensión provisional contra la desaparición de los fideicomisos del Poder Judicial, el dinero en éstos...