El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rechazó producir más gas natural mediante el uso de fractura hidráulica, técnica conocida como fracking, porque el país carecería de agua.

“Si usas fracking, tienes gas así (truena los dedos). Sí, pero no tendríamos agua”, declaró el mandatario durante su conferencia matutina.

El político tabasqueño dijo que la economía mexicana podría crecer al 6% si se reactivaran las rondas petroleras y se entregaran más concesiones mineras, pero estas acciones destruirían el medio ambiente mexicano.

Esta técnica ha despertado múltiples alarmas internacionales por la supuesta contaminación del subsuelo debido a la inyección de químicos tóxicos, contaminación de mantos acuíferos, uso excesivo de agua para realizar la fractura, incluso sismos en zonas aledañas.

“Si se tratara de crecer por crecer, podríamos decir: vamos a seguir con las rondas petroleras, a seguir entregando concesiones para la minería, no le hace que sea a cielo abierto ni que contamine porque lo que nos importa es crecer, crecer, crecer”, declaró el presidente.

Para no destruir el territorio y asegurar un futuro responsable a las nuevas generaciones, su administración planteó una meta de crecimiento de 4% del Producto Interno Bruto (PIB).

Nuestros adversarios nostálgicos del neoliberalismo dicen que no va a ser posible. Está por verse”, agregó.

Lee también: A pesar de la promesa de AMLO, el fracking sigue vigente en México

 

Siguientes artículos

Empleo en el sector de manufactura se recupera en mayo
Por

Las remuneraciones medias de los empleos manufactureros aumentaron 0.5% respecto a abril, informó el Inegi.