Ermenegildo Zegna viste a la Selección Mexicana fuera del campo. Un especialista de la firma italiana nos revela lo que nadie sabe del traje que lleva “La Verde” en el Mundial.

 

Por Victoria Mass

 

PUBLICIDAD

La Copa FIFA Confederaciones fue la prueba de fuego para Ermenegildo Zegna. Para una marca italiana artesanal, vincularse al ámbito deportivo no se an­tojaba como reto fácil. Comenzaron a trabajar en esta primera colaboración a finales de 2013 y se dieron cuenta de las particularidades físicas de cada jugador, lo que les llevó a cambiar la estrategia, olvidarse del fit regular y personalizar al milímetro cada detalle del traje de un jugador. Como ejemplo, el Maza Rodríguez, cuyo cuello mide 18 pulgadas de diámetro –casi medio metro de circunferencia–, pero tiene cintura estrecha y piernas extramusculadas.

Para tomar medidas volaron allí donde la selección estaba concentrada, incluso cruzaron el océano y persiguieron a Héctor Moreno hasta Barcelona. “Giovani dos Santos fue el único que se atrevió con un dobladillo más italiano, pero el día de la foto todos los jugadores se burlaron porque creían que le quedaba corto y, sin embargo, era el único acorde con la tendencia que está de moda”, revela el especialista de retail de Zegna. El resultado ha sido tan satis­factorio que alargarán su colabora­ción hasta 2015.

zegna_mexico1

 

 

Siguientes artículos

Corrupción es una práctica común en México, afirman CEOs
Por

El 38% de los directivos entrevistados por E&Y aseguró que es común la práctica de sobornos para ganar contratos en...