La Cámara de Diputados de la Nación de argentina aprobó la despenalización del aborto durante el marco de una sesión realizada el pasado miércoles 13 de junio, la cual duró más de 23 horas y que concluyó con un conteo de 129 votos a favor, 125 en contra y 1 abstención.

La reunión se inició alrededor de la 11:30 de la mañana, con 129 diputados dentro de la asamblea y culminó a las 9:52 del otro día, cuando aumentaron el número de funcionarios a 256 y donde hubo solo uno ausente.

El texto garantiza “el derecho de las mujeres o personas gestantes a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo” hasta la semana 14 de gestación.

PUBLICIDAD

El proyecto establece la creación de un registro estadístico de monitoreo y evaluación del aborto en todo el país. Además, modifica los artículos del Código Penal que condenan a quienes practican y se someten a un aborto.

El presidente de la comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky y quién mostró su postura favorable a la despenalización, destacó el respeto y altura con el que se desarrollaron las audiencias en las que expusieron partidarios de una y otra posición.

Luego expuso la titular de la comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, Alejandra Martínez, quien fijó posición en favor de no penalizar la interrupción voluntaria del embarazo.

Puedes leer: Conoce a los candidatos que buscan ser el nuevo presidente de Colombia

Las funcionarias Carmen Polledo, presidenta de la comisión de Acción Social y Salud Pública y Gabriela Burgos, titular de la comisión de Legislación Penal, expusieron sus razones en contra de la despenalización y destacaron el valor del debate que precedió a la sesión.

Después de las exposiciones de los cuatro presidentes de las comisiones que expresaron su opinión acerca de la iniciativa, se abrió la lista de oradores en la que se anotaron más de cien diputados de todos los bloques.

Durante los bloques, las posturas favorables a la despenalización abordaron el tema como una cuestión de salud pública, y remarcaron la importancia de la libertad de la mujer para decidir sobre su propio cuerpo y en las secuelas físicas y psicológicas de las prácticas de abortos clandestinos.

Las posturas contrarias reafirmaron la importancia en la defensa de la vida y priorizaron el derecho del niño por nacer: “la vida se inicia en el momento mismo de la concepción y protegerla es una obligación irrenunciable”.

En la reunión llegaron más de setecientos representantes de la sociedad civil como científicos, intelectuales, artistas, líderes religiosos, médicos y abogados. También hombres y mujeres que aportaron sus testimonios y experiencias de vida.

 

Siguientes artículos

Panamá hará intercambio de información automática con 33 países
Por

La información fue publicada el Gobierno de la República de Panamá emitió el Decreto Ejecutivo 122 del 11 de junio de 20...