Argentina como presidente del Grupo de los 20 (G20) logró el consenso internacional para reformar la Organización Mundial del Comercio (OMC), a pesar de la creciente tensión entre Estados Unidos y China por la imposición mutua de aranceles.

La reunión ministerial de Comercio e Inversiones del Grupo de los 20 (G20) concluyó este viernes en la ciudad de Mar del Plata, balneario de la costa atlántica argentina, con un importante consenso para reformar la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Lee también Ministros del G20 critican proteccionismo y prometen reformas en OMC

“Reconocimos la necesidad de intensificar el diálogo y las acciones para mitigar los riesgos y aumentar la confianza en términos de comercio internacional”, reflejó la declaración conjunta del mecanismo, luego de un día de deliberaciones en la ciudad costera de Mar Plata.

PUBLICIDAD

El ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Faurie, y el ministro argentino de Producción y Trabajo, Dante Sica, aseguraron al término de la jornada que es importante el surgimiento de propuestas para que la OMC pueda responder a los “desafíos que tiene el comercio”.

No obstante, las propuestas concretas sobre una eventual reforma se abordarán en una reunión del organismo que tendrá lugar en Ginebra, Suiza, en noviembre próximo.

En la declaración los más de 35 jefes de delegación que participaron en la cita consensuaron que “el G20 es una plataforma para el diálogo político” que propicia esfuerzos colectivos para “asegurar que los beneficios del comercio internacional y la inversión sean compartidos por todos”.

En ese sentido, calificaron de “crítica” la coyuntura actual del comercio internacional, en un contexto de tensiones originadas por las amenazas de colocación de aranceles a productos mundiales por parte del gobierno de Estados Unidos.

“En una coyuntura crítica para el comercio internacional y la cooperación de inversión, los miembros de G20 trabajarán juntos para mejorar el crecimiento económico sostenible, mantener abiertos los mercados, abordar el desarrollo económico y revitalizar el sistema de comercio internacional”, agregó el texto.

La declaración reflejó el compromiso de los participantes con la incorporación de pequeñas y medianas empresas a las cadenas de valor agroalimentarias, bajo el lema de “futuro alimentario sostenible”, como sugirió la presidencia argentina del G20.

“Recibimos con agrado el debate sobre los factores clave para las opciones de formulación de políticas de inversión y comercio del G20 para apoyar la participación y aumentar el valor añadido en las cadenas de valor mundiales agroalimentarias, que pueden beneficiar especialmente a los países en desarrollo”, reflejó la declaración.

“Las políticas nacionales para apoyar a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, y las mujeres también son importantes. Esos factores pueden ayudar a mejorar el acceso a los mercados”, agregó el texto.

La declaratoria resaltó la presencia de países invitados y organizaciones internacionales, dentro de los que figuraron el Caricom, la Nueva Alianza para el Desarrollo de Africa (Nepad) y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ANSEA).

Asimismo, participaron representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Banco Mundial, la OMC, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otras.

La reunión ministerial concluida hoy jueves precedió a la Cumbre de Líderes del G20 que se desarrollará en la ciudad de Buenos Aires, capital argentina, entre el 31 de noviembre y el 1 de diciembre próximos.

 

Siguientes artículos

Foto: Angélica Escobar/Forbes México.
Peso mexicano se recupera por optimismo sobre TLCAN y petróleo
Por

Esta semana la recuperación de la moneda nacional se observó desde la tarde del martes, debido a una combinación de fact...