La adquisición de bienes productivos por parte de las empresas a través del arrendamiento es cada vez más utilizada en todo el mundo. En Europa, Estados Unidos y Asia representa el 70% de las compras de bienes muebles de las empresas, en México, hoy representa el 4%. Sin embargo, desde 2013 ha ido creciendo a un ritmo del 20% anual, lo que indica que cada vez más negocios encuentran la respuesta a sus retos de desarrollo a través del arrendamiento.

Las ventajas del arrendamiento puro

Cuando obtienes un bien a través del arrendamiento no necesitas descapitalizarte al poder hacerlo a través de pagos fijos mensuales. Además es deducible, así que puedes utilizarlo para crecer sin tener un pasivo que se deprecie.

Al final del arrendamiento tienes varias opciones, ya sea re-arrendar el bien a través de un nuevo contrato, devolverlo o comprarlo por un valor residual. La ventaja es que esa compra también es deducible y el costo es menor por la depreciación.

Si necesitas un bien productivo para crecer sabes que harás una inversión, pero al hacerla a través del arrendamiento obtienes beneficios adicionales.

¿Qué puedes obtener a través del arrendamiento? 

La variedad de activos a los que se puede acceder es muy amplia, desde camiones de carga, flotillas y maquinaria, hasta barcos o aviones. También es posible arrendar equipo mobiliario para un restaurante o para un hotel. Si lo que un negocio necesita es tangible, tiene posibilidades de ser arrendado.

La gran ventaja de utilizar esta herramienta radica en que se puede contar con el bien productivo desde el inicio del contrato a través de un pago inicial mínimo, permitiendo a las empresas utilizar sus recursos para capital de trabajo.

Publicidad

Un ejemplo ilustrativo de cómo aprovechar los beneficios del arrendamiento sería el de un campo de golf que, en lugar de pagar pipas de agua, arriende una planta de tratamiento. De esta manera convertiría un gasto necesario en la operación en un activo, pagando el mismo dinero y con la ventaja de las deducciones fiscales.

Lee también: ¿Cómo convertir las ventas a crédito en ventas de contado?

Si ya adquiriste un activo, conviértelo a arrendamiento

Aun puedes convertir tu equipo a un plan de arrendamiento a través de la financiera, esto se conoce como un “Lease Back”. Si recientemente compraste un activo, puedes venderlo y volver a adquirirlo a través de arrendamiento. Esto te ayuda a recapitalizarte sin tocar tu operación y haciendo deducibles tus pagos.

El arrendamiento es una herramienta extraordinaria y muy flexible que ofrece varias opciones creativas para ayudar a cualquier empresa a crecer. La mejor manera de explorar tus opciones es acercándote a un experto, UNIFIN es la arrendadora número 1 de Latinoamérica y tiene más de 20 años de experiencia.

Si deseas conocer más puedes contactarlos a través de su página unifin.com.mx o su Centro de Atención a Clientes al 01 800 211 9000.

 

Siguientes artículos

General Motors
GM moverá 600 empleos de México a Estados Unidos
Por

La medida no implica despidos en General Motors, sino que la compañía prescindirá de los servicios de algunos de sus pro...