En 2011, el científico Michio Kaku anticipó que para mediados del siglo XXI “viviremos en un cibermundo que estará en funcionamiento y fusionará el mundo real con imágenes procedentes de un ordenador”. Se trata de la realidad virtual, la realidad aumentada y la realidad mixta, que vive un momento de apogeo con empresas como Meta y Apple pugnando por la disrupción en ese sector de la industria tecnológica.

Esto, escribió Kaku en su libro “La física del futuro”, “podría cambiar de manera drástica los puestos de trabajo, el comercio, el consumo de ocio y, en general, nuestro modo de vida”. Las realidades virtual y aumentada ya han probado su utilidad en campos como la educación, la medicina, el entretenimiento, el retail, entre otros. Por su puesto, también en el terreno de la seguridad ciudadana y el entrenamiento policial y militar.

Nos cuenta Kaku en su obra antes citada que la realidad virtual no es nueva, pues “fue introducida por primera vez por los militares en la década de 1960 como un modo de entrenar pilotos y soldados utilizando simulaciones. Los pilotos podían practicar el aterrizaje sobre la cubierta de un portaviones tan solo mirando la pantalla de un ordenador y moviendo una palanca de mando.

Lee más: La Policía de la CDMX tendrá un simulador de tiro en realidad virtual de 73 mdp

El propio Kaku probó las tecnologías de inmersión militares en el Aberdeen Proving Ground en Maryland. “Me colocaron un casco y una mochila, de tal modo que el ordenador conocía con exactitud la posición de mi cuerpo, Entonces empecé a caminar por una máquina de andar estática que, en este caso, era omnidireccional, es decir, una sofisticada máquina que permitía andar en cualquier dirección, pero permaneciendo siempre en el mismo lugar”.

“De repente me encontraba en un campo de batalla, esquivando balas que me disparaban unos francotiradores enemigos. Podía correr en cualquier dirección, esconderme en cualquier callejón, bajar a toda velocidad por cualquier calle, y las imágenes tridimensionales de la pantalla cambiaban al instante. Incluso podía tumbarme al suelo, y las pantallas cambiaban en concordancia con mi nueva posición”, narró el científico Michio Kaku.

Los cadetes de la Universidad de la Policía de la Ciudad de México en breve empezarán a ser entrenados con tecnología de realidad virtual. Como informó Forbes México en noviembre del año pasado, la Secretaría de Seguridad Ciudadana contrató, por adjudicación directa, a la empresa Karsos S.A. de C.V., del empresario Enrique Karchmer Lask, la puesta en marcha de un Centro de Entrenamiento de Realidad Virtual (CERVI), con un costo de 73 millones de pesos.

Este medio solicitó a la Secretaría de Seguridad Ciudadana conocer el nuevo simulador de tiro de realidad virtual de la Universidad de la Policía, sin embargo, la respuesta fue que en breve será inaugurado. No obstante, se pudo conocer algunas de las características que tendrá el CERVI, pensado, además del entrenamiento policial, para reducir el consumo e inversión en municiones para los entrenamientos de tiro tradicionales.

Te puede interesar: La NBA extiende su vínculo con Meta y ofrecerá partidos en realidad virtual

El ABC del simulador de realidad virtual de la policía de CDMX

El simulador de tiro de realidad virtual de la policía de la Ciudad de México tendrá 6 grados de libertad, es decir, permite los movimientos arriba, abajo, izquierda, derecha, adelante y atrás, así como la rotación. Esta categoría la tienen, por ejemplo, las Meta Quest Pro, las gafas de realidad virtual de Meta, la compañía de Mark Zuckerberg, que fueron presentadas en octubre del año pasado.

Según un documento de la Secretaría de Administración y Finanzas de la Ciudad de México, el diseño de los gráficos hiperrealistas del CERVI, “los entornos prácticamente infinitos y el sonido omnidireccional crean una experiencia de entrenamiento totalmente inmersiva para preparar mejor a los oficiales para incidentes del mundo real de alta intensidad, logrando una óptima administración de los recursos que la Secretaría de Seguridad Ciudadana destina para la adquisición de municiones y armamento”.

El simulador de tiro tiene 100 cámaras “optitrack” colocados en un sistema de montaje que rodea el área de entrenamiento; con tecnología denominada “mocap” capturan el movimiento del cuerpo completo de los participantes, así como el movimiento de las armas y herramientas. Para este tipo de entrenamiento se requiere un espacio de 28 por 16 metros, lo que permite el acomodo de hasta 10 participantes simultáneamente.

Para entender mejor: Hora de entrar en la realidad virtual

El CERVI tendrá también un estación de operador para la operación del sistema, carga y lanzamiento de los escenarios y la edición de los mismos; una estación de espectadores, donde podrán colocarse los supervisores y otros participantes del entrenamiento y la estación posterior a la acción, que es donde se realiza la revisión de los escenarios mientras otros participantes siguen con el entrenamiento.

También dispondrá de un laboratorio que se utilizará “para el mantenimiento y actualización de paquetes, almacenamiento, así como para que los participantes hagan la portación del equipo al disponerse a realizar las prácticas definidas”. También aquí se harán las actualizaciones del sistema que serán enviadas de forma inalámbrica desde un depósito central.

El corazón del simulador es el software de creación y edición de escenarios, que es “una herramienta simple e intuitiva para permitir que el personal de formación y profesionalización de los integrantes de la Policía de la Ciudad de México tengan la posibilidad y cuenten con la capacidad de crear y editar una cantidad ilimitada de escenarios, conforme a sus propias necesidades”.

Más de realidad virtual: Así reacciona una madre al poder abrazar a su hija fallecida mediante realidad virtual

“Este software permite al usuario importar una variedad de activos desde una biblioteca suministrada de paquetes ambientales, mismos que contienen a través de todo tipo de escenarios de la vida cotidiana, accesorios, armas, fondos y demás elementos que se pueden requerir para el entrenamiento.

“A través de un editor de escenarios, el formador puede establecer diferentes disparadores de acción en función de los objetivos de entrenamiento, elegir numerosas condiciones climáticas y de iluminación y puede guardar los escenarios editados en una biblioteca, por lo que con el uso de este software los capacitadores tienen una cantidad ilimitada de herramientas para cumplir con sus objetivos de capacitación, así como para identificar las deficiencias de los capacitados”.

La sala de revisión posterior a la acción es también uno de los elementos clave del CERVI ya que el sistema registra toda la sesión de entrenamiento y permite reproducirla en una pantalla 3D completa, en tiempo real o en cámara lenta, utilizando una línea del tiempo de eventos críticos. La reproducción de la sesión puede ser desde el punto de vista del participante, el punto de vista del agresor, las cámaras del área de entrenamiento y el punto de vista de los entrenadores.

No te pierdas: ¿De CDMX al metaverso? Meta dará cursos de realidad aumentada en los Pilares

“Esta flexibilidad es básica en la aplicación del sistema ya que permite a los capacitadores realizar comentarios sobre el desempeño y dar consejos para la mejora del participante de manera inmediata utilizando videos y datos analíticos, como el tiempo de reacción, el tiempo de contacto, los disparos acertados y fallados, las preocupaciones sobre el arco de tiro, el escaneo visual por la vista y el movimiento de la cabeza, amordazamiento de armas, e incluso el estrés que haya manifestad el participante”.

En cuanto a la biblioteca de escenarios, el CERVI tendrá la opción de acceder al catálogo de escenarios “de código abierto dentro de la comunidad de la aplicación de la ley”, pero también podrá personalizar y hacer confidenciales otros escenarios disponibles solo para algunos participantes en específico. Algunos de los escenarios de los que dispondrá la Policía son: escuela secundaria, centro comercial, restaurante, hotel de gran altura, casa de tiro personalizable, autopista, calle de la ciudad y avión comercial.

Parte del hardware disponible para el simulador de realidad virtual son 20 mochilas para juegos de gama alta con programación preinstalada; 15 pantallas montadas en la cabeza; 45 juegos de baterías de mochila; 15 pistolas simuladas; 15 rifles de patrulla simulados; 15 taser simulados; 15 aerosoles simulados; 15 linternas y herramientas múltiples simuladas, en todos los casos con accesorios y hardware de rastreo.

Para que la Secretaría de Seguridad Ciudadana acepte el simulador de tiro de realidad virtual, el proveedor tendrá que hacer y acreditar una serie de pruebas como son: pruebas de funcionalidad, de seguridad, de carga, inventario y cuantificación, desempeño y configuración. “Una vez superado el tiempo de estabilización del sistema, componentes, equipo, instalación, configuración o plataforma, será aceptado”.

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

 

Siguientes artículos

Metro-Guardia-Nacional
Esto explica el Metro sobre el último ‘incidente atípico’ en la Línea 7
Por

El director del Metro dijo que uno de los 9 cables de 750 volts que alimentan el sistema de tracción de los trenes estab...