Por Viridiana Zurita*

El valor es difícil de capturar en parte porque los componentes de TI convencional (aplicaciones de software de expansión, hardware, telecomunicaciones, instalaciones y centros de datos) no fue construida para el mundo actual de análisis, sensores, computación móvil, aplicaciones de inteligencia artificial, Internet de Cosas (IoT) y miles de millones de dispositivos. Tampoco fue diseñado para adaptarse a los retos del mundo de mañana. 

Un estudio reciente elaborado por Accenture señala que el crecimiento en cada tipo de empresa depende de una estrategia de adopción sistemática y secuencial muy en línea con una visión de “Sistemas del futuro”, es decir sistemas empresariales capaces de escalar innovaciones repetidamente y otorgar a las organizaciones la agilidad estratégica que necesitan. La investigación divide a las compañías en “Líderes”, es decir que están construyendo sistemas futuristas y en “Rezagados”, a aquellos que están invirtiendo en tecnología, pero no escalando y obteniendo el valor total de la innovación.

El estudio señala que los líderes tienen una postura deliberada hacia la adopción de tecnología y una visión clara de cómo deberían ser los sistemas futuros de sus empresas. Pero no se trata solo de recolectar nuevas herramientas; deben priorizar y secuenciar implementaciones de manera óptima, que promuevan la adopción de sistemas vivos complejos e interconectados entre tecnologías, aplicaciones y personas. Como resultado, sus sistemas permiten un flujo continuo de innovaciones de productos y servicios de un proceso a otro. Los sistemas futuristas tienen las siguientes características:

Sin límites: aprovechan los límites borrosos que existen entre las tecnologías de información, las empresas y las personas para crear nuevos espacios donde florezcan ideas y asociaciones.

Adaptables: aprenden, mejoran y se adaptan por sí mismos, eliminando la fricción que obstaculiza el crecimiento del negocio y capacitando a las personas para tomar mejores decisiones, exponencialmente más rápido. 

Radicalmente humanos: hablan, escuchan, ven y comprenden tal como lo hacemos nosotros, aportando una simplicidad elegante a cada interacción hombre-máquina y creando la ventaja del mañana.

El estudio también señala que las empresas líderes exhiben una mentalidad y un enfoque distintos para la adopción de tecnología en toda la organización y la transformación organizacional, específicamente, encontramos que los líderes:

Adoptan tecnologías rápidas y flexibles: los líderes están adoptando tecnologías poderosas como la Inteligencia Artificial a una tasa del 98% en comparación con solo el 42% de los rezagados. Los líderes también están utilizando soluciones que utilizan datos, infraestructura y aplicaciones desacopladas. 

Aprovechan la computación en la nube: los líderes están muy por delante en lo que respecta a la adopción de tecnologías en la nube como una forma de aprovechar de manera efectiva otras tecnologías, incluida la inteligencia artificial y analíticos. Un abrumador 95% de los líderes ve la nube como un catalizador para la innovación, en comparación con solo el 30% de los rezagados.

Tratan los datos como un activo corporativo: un 90% de los líderes toman medidas para garantizar la calidad de los datos en lugar de depender de datos potencialmente no verificados o sesgados. Esto significa que el 94% de los líderes confía en que sus datos son lo suficientemente confiables como para impulsar el cambio comercial, en comparación con solo el 64% de los rezagados.

Gestionan las inversiones en tecnología en toda la empresa: los líderes están logrando una mejor alineación empresarial al romper efectivamente las barreras entre TI y otros departamentos que conforman la organización.

Mejora su talento: los líderes están utilizando el aprendizaje experimental casi tres veces más que la tasa de rezagados: 73% versus 24%. Tecnologías como la Inteligencia Artificial y analítica avanzada en áreas como aprendizaje personalizado, predicción de las habilidades que los empleados necesitan para crear módulos de entrenamiento, son utilizadas por el 87% de los líderes, pero sólo el 35% de los rezagados.

Las compañías líderes ya disfrutan de una ventaja considerable y no se quedarán quietos. Para escalar las innovaciones e impulsar el crecimiento, las empresas deben dejar de adoptar tecnologías como soluciones puntuales y evolucionar hacia los sistemas del futuro.

 

Contacto:

LinkedIn: Viridiana Zurita Zubieta

Correo: [email protected]

 

*La autora es Directora General de Tecnología en Accenture México.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Te recomendamos: En telecomunicaciones, el tamaño sí importa

 

Siguientes artículos

NOM 035, un nuevo paradigma laboral en México
Por

Las grandes transformaciones que han dado paso a la conformación de la sociedad actual provienen principalmente de la ev...