El presidente electo Andrés Manuel López Obrador prometió facilitar la forma de pagar impuestos –a los cuales buscará denominar “contribuciones”– y consolidar una fiscalización basada en la confianza.

De gira en Nuevo León, el próximo jefe del Ejecutivo reiteró que durante la primera etapa de su sexenio no se aumentarán los impuestos, pero afirmó que posteriormente se consultará a empresarios y ciudadanos para hacer una reforma fiscal que tenga como elemento central la simplificación.

“Aprovecho para decirles que vamos a gobernar los primeros años de esta manera y llevar a cabo consultas (para conocer) puntos de vista, para que una vez que el gobierno esté acreditado y la gente le tenga confianza al gobierno, entonces sí podamos pensar en una reforma fiscal que desde mi punto de vista tendrá como elemento básico la simplificación, confiar en el ciudadano, el contribuyente, no verlo como un delincuente en potencia, sino como un ciudadano responsable”, afirmó.

Ante empresarios de la Cámara de la Industria de la Transformación en Nuevo León (Caintra), López Obrador detalló que se impulsará que sólo se haga una declaración anual y haya una fórmula sencilla para el cálculo de impuestos o contribuciones.

PUBLICIDAD

“Que todos los ciudadanos mexicanos podamos hacer una manifestación anual y decir ‘en uso de mis facultades y bajo protesta de decir la verdad, tuve tales ingresos’ y con una fórmula sencilla, ‘me corresponde aportar tanto’, se deposite el dinero en un banco”, dijo.

Además, el mandatario electo propuso que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) haga revisiones sólo de manera aleatoria.

“Confiar, no tener un aparato para la fiscalización ni perseguir a nadie, sólo tener un mecanismo de evaluación, sólo a través de sorteo para hacer una indagatoria en su momento”, agregó. “Eso va a implica mucha madurez de todos”.

Lee también: BIVA busca que AMLO baje impuestos a empresas que salgan a bolsa

 

Siguientes artículos

Gobierno de AMLO priorizará control de deuda a programas sociales
Por

En caso de que falten recursos para programas sociales, se reducirán los objetivos de éstos, indicó Gerardo Esquivel.