Por Jordi Greenham*

Hoy día podemos observar un auge emprendedor, esto incentivado por la necesidad que poco a poco va generando la sociedad mundial. Encontrar un universo con un abanico más amplio de oportunidades o competencia lleva a las industrias a evolucionar y ofrecer productos exclusivos o bien de que cumplan con las exigencias de los usuarios.

Desde mi trinchera he podido analizar la manera en la que los fondos de inversión poco a poco van interesándose por empresas disruptoras en el continente americano. La escalabilidad que van mostrando los proyectos, lleva a todos los posibles o futuros inversionistas a pensar en una gran inyección de capital. El auge que actualmente tiene esta zona geográfica se debe considerar como punta de lanza para protagonizar el mercado mundial.

Si bien; hemos tenido oportunidad de vivir grandes éxitos de startups y verlas casi en tiempo real convertirse en un unicornio, lo cierto es que el panorama sigue siendo alentador; desde 2017 hemos visto como el volumen de inversión incrementa favorablemente y cómo grandes proyectos se consolidan, esto sin mencionar los que vienen atrás y se encuentran empujando constantemente gracias a su proyección e idea que subsana una necesidad básica de la sociedad.

Hablando específicamente de México grandes empresas han puesto su mirada; y chequera, en nuestro país; por ejemplo, Google, Didi, Facebook, MercadoLibre, Amazon entre otras compañías mundiales, ven el gran potencial del mercado y sobre todo la gran nobleza que ofrecemos. Además de tener grandes mentes emprendedoras, ansiosas por fructificar su proyecto fuera de las fronteras nacionales, existen proyectos interesantes con una escalabilidad y tracción sumamente interesante.

Por otro lado, tenemos la inversión que realizará SoftBank en América Latina, este fondo japonés encabezado por el empresario boliviano Marcelo Claure, tendrá como capital de inversión 5 mil millones de dólares y estará enfocado principalmente en los sectores de e-commerce, tecnología y salud.

Hay que recordar que con anterioridad este fondo ha tenido la oportunidad de realizar inversiones importantes en empresas que al día de hoy se encuentran consolidadas y con gran proyección como lo son Uber Technologies Inc. y WeWork, entre otras. Este mismo camino lo pueden seguir cualquier startup si demuestra la validez, tracción, escalabilidad y atención a una necesidad social básica.

Pronostico que esta inyección de capital traerá muchos dividendos en la región, podrá exponencializar las industrias y que mejor que los grandes proyectos que necesitan capital para escalar y poder competir con los grandes monstruos corporativos de hoy en día.

La mirada del mundo está puesta en la AL, como emprendedores el único papel que nos toca jugar es generar una idea basada en tecnología, disrupción, que piense en escalabilidad y lo más importante que ataque o subsane una necesidad. Si amalgamamos estos factores y confiamos en lo que hacemos podremos tocar la puerta de grandes fondos de inversión que por ende nos llevará a ser una empresa de calidad mundial y un referente en la industria que queremos destacar.

*Fundador y CEO de Homie.mx.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ahmad Ashkar y la evolución del emprendimiento social
Por

Ahmad Ashkar está detrás de Hult Prize, una de las aceleradoras más importantes del mundo, y para cuyo programa aplicaro...