En medio de la incertidumbre por la reforma fiscal de Estados Unidos y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la autopartista de origen francés Faurecia continuará invirtiendo en el mercado mexicano, donde tiene 15 plantas, dos centros de investigación y desarrollo, y uno especializado en servicios compartidos.

Incluso, desde su nueva planta en San José Iturbide, Guanajuato, exportará sistemas de escape para movilidad limpia a Estados Unidos y Canadá, al tiempo en que abastecerá al mercado mexicano.

“Faurecia es una empresa global, que opera en muchos países y no es la primera vez que tenemos cualquier tipo de cambio. Nuestro trabajo es no ser detractores de las especulaciones del mercado, sino continuar haciendo compromisos como lo hemos hecho hasta hoy. Estamos comprometidos con Norteamérica”, dijo Hadi Awada, presidente de Faurecia Clean Mobility Norteamérica, una región que abarca el 25% de las operaciones de la compañía.

También puedes leer: Faurecia invierte 86 mdd para nueva planta de autopartes en Guanajuato

PUBLICIDAD

En la planta, donde se invirtieron 86.2 millones de dólares (mdd) y se generarán cerca de 400 empleos directos, se fabricarán escapes para marcas como General Motors y Fiat Chrysler Automobiles (FCA), para las pickups Chevrolet y RAM, respectivamente.

“Los negocios siempre son inciertos por prácticas internas o externas del negocio. Nuestra ventaja como empresa global es que somos capaces de impulsar nuestra tecnología en los productos, con ventas en el mercado global, entonces no nos afecta ninguno de estos riesgos”, añadió Awada.

Desde otras plantas, entre ellas la de Puebla, la compañía abastece a empresas como Audi, BMW e incluso a Tesla. En México, la firma tiene más de 10,500 trabajadores, incluyendo los que fabrican asientos e interiores, así como para el segmento de Clean Mobility.

 

Siguientes artículos

Spotify
Spotify asegura que generará ganancias antes de salir a bolsa
Por

Basado en transacciones privadas, Spotify está valorado en alrededor de 19,000 millones de dólares.