Los ingresos de los hogares del decil X, el 10% más acaudalado, registraron una caída pronunciada en sus ingresos entre 2016 y 2018, pues pasaron de 62,609 a 55,583 pesos mensuales, un retroceso del 11.2%.

La caída en ingresos de estos hogares es la más pronunciada en todos los deciles.

El 64% de los ingresos de este grupo de hogares proviene de sueldos y salarios, mientras que el 13% proviene de transferencias y 12% de la renta de alguna propiedad.

Te interesa: El aumento al salario mínimo que realizó AMLO derrumbó varios mitos

En tanto, los ingresos del 10% de las familias con menores ingresos avanzó 0.32%, pasando de 3,027 a 3,037 entre 2016 y 2018.

Así, la brecha entre los ingresos de las familias más acaudaladas y las más pobres se redujo, pues el primer grupo tiene 18.3 veces los ingresos de los segundos, mientras que en 2016 el registro era de 20.6 veces. Aunque las familias más ricas concentran el 34% de los ingresos del país, mientras que las más pobres solo 2%.

En este sentido, el coeficiente de Gini, que mide la distribución de la riqueza en un país, se redujo de 0.448 a 0.426 puntos.

 

Siguientes artículos

3 motivos de por qué la Fed decepcionó y qué hacer ahora
Por

El mercado reaccionó con decepción porque, en opinión de Trump, quería una señal de que estaba en marcha un 'prolongado...