Después de que se diera a conocer que algunos de los bancos que operan en el país fueran víctimas de un ciberataque, el Banco de México (Banxico) anunció la creación de una dirección de ciberseguridad, la cual tendrá como tarea principal el fortalecimiento de la seguridad de la información que gestiona el instituto central.

De acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) de este martes, Banxico realizó reformas a su reglamento interior, las cuales incluyen modificaciones en la estructura del organigrama que conforman las unidades para el desempeño de las funciones encomendadas al gobernador central.

Así, la dirección de Ciberseguridad, junto con la coordinación de la Información y de Sistemas, así como la gerencia de seguridad de Tecnologías de la Información, dependerán de la dirección general de Tecnologías de la Información del Banxico, que está a cargo actualmente de Octavio Bergés Bastida.

Las modificaciones al Reglamento Interior del Banco de México entrarán en vigor este miércoles 16 de mayo, luego de que hoy fueron publicados en el DOF.

PUBLICIDAD

Te recomendamos: ¿Cómo funciona el SPEI? Su creador lo explica

En el caso particular de la nueva área de ciberseguridad, entre sus atribuciones están la de establecer políticas, lineamientos y estrategias para fortalecer la seguridad de la información que gestiona el banco central, así como todos los sistemas que soportan la operación y procesos del Banxico.

Además, de acceder a cualquier tipo de información (tanto clasificada como reservada o confidencial) del instituto central, así como tener acceso de manera directa e irrestricta a todas las áreas, registros, sistemas y, en general, a cualquier información del Banxico o de los fideicomisos en los que éste tenga el carácter de fiduciario.

Asimismo, participará en el diseño, elaboración y, en su caso, expedición de disposiciones en materia de seguridad de la información, “aplicables a las entidades e intermediarios financieros en el ámbito de las atribuciones del Banco de México; así como en la atención de autorizaciones, consultas y opiniones relacionadas con sus atribuciones”, apunta el documento.

A finales de abril, usuarios comenzaron a reportar problemas con sus transferencias de dinero por internet. El banco central salió a explicar que había una falla en el sistema, pero ésta se había originado en la capa de los bancos, no en el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) en sí, y que la operación del sistema financiero no estaba comprometida, aunque sí se esperaban tiempos de espera más largos para hacer transacciones por internet.

Este lunes se confirmó que se trataba de un caso de hackeo, en el que los ciberdelincuentes realizaban órdenes de transferencia fantasmas que se depositaban en cuentas falsas y que luego retiraban en efectivo de inmediato en las sucursales de los bancos defraudados.

Tanto Banxico como la Asociación de Bancos de México (ABM) han reiterado que el ciberataque no afectó a los clientes de los bancos y que en ningún momento los recursos de sus cuentahabientes han estado en riesgo.

Lee también: Paciencia, tu quincena puede llegar algunas horas tarde

 

 

Siguientes artículos

Somos Valientes: una visión que tienen los niños de sus derechos
Por

Durante dos años, Lydia Cacho realizadora de la docuserie Somos Valientes, viajó junto con un equipo de documentalistas...