La llegada de ingresos por publicdad para la compañía Televisa tendrán una caída récord en los últimos seis meses del año y no se prevé una recuperación en los próximos años para la empresa líder de contenidos en América Latina.

Por un lado se mantiene el frente por el recorte de gastos del gobierno –entre los que destaca la publicidad oficial–, pero la principal preocupación continúa siendo una eventual licencia de televisión de paga para América Móvil, reportó Barclays.

Lee también América Móvil pide al Ifetel separación funcional de Televisa

“Esperamos una disminución récord en los ingresos de publicidad para el segundo trimestre de 2019, apenas por debajo del -20%, presionado por la continua reducción de los gastos del gobierno”, subrayó el grupo financiero.

En ese contexto, las perspectivas de la institución financiera apuntan que la televisora de la familia Azcárraga terminará 2019 con una caída total de 13% en los ingresos por publicidad, y se esperan también mermas menores de un solo dígito en 2020 y 2021.

Ese panorama se suma al reporte que hizo Televisa sobre su saldo al final de 2018, cuando tuvo ganancias para todo el año 8.2 por ciento arriba de las que registró en 2017. Cabe destacar que el año pasado fue electoral y a mediados de éste se celebró el mundial de futbol.

Barclays expuso que en los casi cuatro años desde que se reportó la peor caída de los ingresos de publicidad para Televisa, en el segundo trimestre de 2015, el valor de las acciones de la televisora ha disminuido 76 por ciento en su tasación en dólares. Añade que, pese a las modificaciones que lleve a cabo la empresa en costos, lo más probable es que la hagan rentable a largo plazo.

Desde entonces (2015) el optimismo se ha convertido en una preocupación cada vez mayor sobre la perspectiva a largo plazo para el negocio, junto con una desaceleración gradual del mercado de la televisión de paga, añade.

Y es que, pese a la caída acumulada, en los últimos cuatro años las acciones de la televisora se han recuperado más de 15 por ciento en siete ocasiones, lo que, explicó el grupo financiero, sólo evidencia la valoración de corto plazo que se da a esos instrumentos. Incluso, advierte que los inversionistas moderados verían que la recuperación de corta duración simplemente confirma que las acciones son  una trampa de valor.

¿Puede la empresa volver al crecimiento manteniendo los costos bajo control? El ejemplo de Azteca muestra que esto puede ayudar a los márgenes a corto plazo, pero no es una solución a largo para una cartera publicitaria cada vez más pequeña, estima el grupo inglés.

Con información de La Jornada

 

Siguientes artículos

Walmart lanza servicio de entrega a domicilio por WhatsApp
Por

A través de su formato Superama a nivel nacional, reforzará su apuesta omnicanal, para que los clientes puedan comprar c...