Por David Dawkins

Grupo LVMH (Louis Vuitton, Moët y Hennessy), el conglomerado francés de artículos de lujo propiedad del hombre más rico de Europa (y tercero del mundo), Bernard Arnault, confirmó que había hecho una oferta sorpresa para comprar el gigante estadounidense de joyería Tiffany & Co.

Una declaración de LVMH afirmó: “A la luz de los rumores recientes del mercado, el Grupo LVMH confirma que ha mantenido discusiones preliminares sobre una posible transacción con Tiffany”.

Agregando que las negociaciones aún están en una etapa temprana, LVMH agregó: “No se puede garantizar que estas discusiones den como resultado ningún acuerdo”.

El trato

El Financial Times informa que la oferta de apertura ronda los 14,500 millones de dólares (mdd), valorando a Tiffany con una prima del 22% sobre su valor de mercado y más del 30% por encima de su precio promedio durante el último mes.

Es probable que la joyería estadounidense rechace esta primera oferta, pero se espera que Arnault regrese con 16,500 mdd. El acuerdo marcaría otra gran adquisición internacional por parte de un grupo de lujo francés, y la primera de una marca estadounidense no fashion.

La oferta de LVMH podría desencadenar una respuesta del grupo de lujo Kering de François Pinault (Gucci, Yves Saint Laurent, Balenciaga, Alexander McQueen), que se rumoreaba que estaba interesado en la icónica estadounidense, y Richemont, el propietario de los relojes y joyas de Cartier.

También lee: Bernard Arnault sumó 5,100 mdd a su fortuna por disparo en ventas de lujo

Michael Hewson, analista jefe de mercado de CMC Markets UK, dijo a France 24: “Su intento de poner un anillo de 14,500 mdd en Tiffany, que ya había agregado a Bulgari hace un par de años, probablemente llevará la lucha en este sector a su rival más cercano Richemont, que posee Cartier, y ayudaría a LVMH a obtener un mejor acceso a los mercados estadounidenses”.

El analista del Royal Bank of Canada, Rogerio Fujimori, le dijo a Forbes: “Tiffany se convertiría en una mejor compañía y un competidor más fuerte bajo la propiedad de LVMH”, citando el tremendo éxito de la firma de joyería Bulgari después de ser adquirida en 2011 por LVMH.

Fujimori agrega: “El lujo duro es el único subsector donde LVMH no es el líder (y sabemos que al Sr. Arnault le gusta ser siempre el número uno), con solo un puñado de jugadores verdaderamente globales, y Tiffany que tiene un valor de marca probado en Asia, donde se ha clasificado constantemente entre las tres principales marcas de joyería en nuestras encuestas de consumidores chinos a lo largo de los años”.

Tiffany reinventa el anillo de compromiso

Foto: Tiffany

El año fiscal pasado, Tiffany generó 4,400 mdd en ventas y 790 millones de EBIT (después de intereses e impuestos) con un margen de 18%. Fujifori confirma que Tiffany tiene muy poca deuda.

LVMH conoce muy bien al CEO de Tiffany, Alessandro Bogliolo, por su papel como director de operaciones de Bulgari entre 1996-2012, antes de convertirse en director de operaciones de Sephora North America en 2012-2013.

La visión de Arnault

Con un patrimonio neto estimado de 102,400 mdd, Arnault ha estado interesado en expandir su influencia a nuevas áreas de lujo.

En diciembre del año pasado, Arnault sorprendió a los analistas al saltar al sector de la hospitalidad de lujo con la adquisición de Belmond Ltd., propietarios, copropietarios o gerentes de 46 hoteles de lujo, restaurantes, trenes y cruceros fluviales.

La transacción de 3,200 mdd expandió las propiedades hoteleras de la compañía, colocando los inmuebles Belmond junto a las actuales “Maisons” Cheval Blanc de LVMH en la estación de esquí de Courchevel y el grupo de hoteles Bulgari en Shanghai, Milán, Bali, Londres, Beijing y Dubai.

No te pierdas: El tercer hombre más rico del mundo critica a Greta Thunberg

 

Siguientes artículos

Luego de caer al segundo lugar, Bezos recupera su multimillonario trono
Por

Después de caer brevemente a la posición número dos, Jeff Bezos, el dueño de Amazon, regresa como el hombre más rico del...