EFE.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebró este martes que se haya hecho “justicia” en el juicio por la muerte del afroamericano George Floyd en mayo pasado, después de que el expolicía Derek Chauvin fuera declarado culpable de los tres cargos que enfrentaba.

Biden se declaró “aliviado” por el veredicto durante una llamada telefónica con el hermano de Floyd, Philonise, que fue grabada en video y publicada en Twitter por el abogado de la familia, Ben Crump.

“Nada va a hacer que las cosas mejoren del todo, pero al menos ahora hay algo de justicia”, afirmó Biden durante la llamada telefónica.

El presidente recordó el famoso comentario que hizo la hija de George Floyd, Gianna, durante una de las miles de marchas contra el racismo que espoleó la muerte de su padre el pasado verano.

“Pienso en el comentario de Gianna, que decía ‘mi padre va a cambiar el mundo’. Va a empezar a cambiarlo ahora”, aseguró Biden en la llamada, que también escucharon otros familiares de Floyd.

El mandatario describió a la familia de Floyd como “increíble” y dijo que le gustaría estar con ellos para abrazarles, mientras que la vicepresidenta, Kamala Harris, les describió en la misma llamada como “líderes reales”.

Harris aseguró que el veredicto marcará “un punto de inflexión” en Estados Unidos, y tanto ella como Biden se comprometieron a impulsar más reformas sobre las prácticas policiales en el país.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Biden y Harris vieron el veredicto en directo desde la Casa Blanca, y el presidente telefoneó luego al gobernador de Minnesota, Tim Walz; y a continuación a Philonise, una llamada en la que participaron también Harris y la primera dama, Jill Biden.

Horas antes de que el jurado terminara de deliberar, Biden generó algo de polémica al asegurar que estaba “rezando para que el veredicto sea el correcto” e insinuar que las pruebas contra Chauvin eran “abrumadoras”.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo luego que el presidente no pretendía “influir” en el jurado, que se encontraba aislado, sino únicamente “expresar su compasión por la familia” de Floyd.

Los miembros del jurado decidieron de forma unánime que Chauvin es culpable de asesinato involuntario en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio involuntario en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

Como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por cada uno de los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

La sentencia que deberá cumplir el exagente de polícia ya condenado por causar la muerte por asfixia de Floyd en mayo de 2020 se conocerá en unas semanas, entre seis y ocho, según ha apuntado el juez. 

En Twitter, Biden publicó que puede ser el momento de un cambio significativo.

Biden exige reformas policiales para estar ‘a la altura del legado’ de Floyd

Biden exigió que el Congreso apruebe reformas de las prácticas policiales en EU para estar “a la altura del legado” del afroamericano George Floyd, después de que el expolicía Derek Chauvin fuera declarado culpable de su muerte.

En un discurso en la Casa Blanca, Biden describió el veredicto como “un paso gigante en la marcha hacia la justicia”, pero dijo que “no es suficiente” para combatir el “racismo sistémico” en Estados Unidos.

“Este puede ser un momento de cambio significativo”, dijo Biden.

El presidente recordó que un veredicto de “culpable” en un caso de muerte de un afroamericano a manos de la policía es algo “demasiado poco frecuente” en Estados Unidos, y opinó que en este caso tuvieron que “converger varios factores de forma extraordinaria” para que hubiera una “rendición de cuentas básica”.

“Fue un asesinato a plena luz del día, y le quitó al mundo la venda de los ojos para que viera el racismo sistémico” en el país, subrayó Biden.

Ese problema es “una mancha en el alma de la nación, una rodilla en el cuello de la justicia para los estadounidenses negros”, que sienten “un miedo y un trauma profundo, dolor y agotamiento”, indicó.

“Nadie debería estar por encima de la ley, y el veredicto de hoy envía ese mensaje. Pero no es suficiente. No puede parar aquí. Para conseguir cambios y reformas verdaderas, podemos y debemos reducir la probabilidad de que tragedias como estas puedan pasar de nuevo”, añadió.

Biden pidió que el Congreso apruebe un proyecto de ley destinado a reformar los departamentos de Policía de Estados Unidos, que prohibiría las tácticas que causaron la muerte de Floyd y facilitaría las demandas contra aquellos agentes que hieran o maten injustamente a ciudadanos.

Recordó que ese proyecto, que lleva el nombre de George Floyd, se presentó en junio del año pasado, y denunció que “no debería tardarse (casi) un año” en aprobar esa reforma.

 “Las últimas palabras de George Floyd fueron: ‘No puedo respirar’. No podemos dejar que esas palabras mueran con él. Tenemos que seguir escuchándolas. No debemos mirar a otro lado”, exhortó.

“El legado de George no solo será sobre su muerte, sino sobre lo que debemos hacer en su memoria”, agregó.

 

Siguientes artículos

Biden prometerá recortar emisiones de EU a la mitad para 2030: Washington Post
Por

El presidente de EU hará ese anuncio durante la Cumbre de Líderes sobre el Clima, una conferencia virtual organizada por...