Reuters. – La moneda y la bolsa de México culminaron estables el miércoles desligadas del comportamiento de sus pares de la región, debido al persistente nerviosismo de los inversores tras la renuncia en la víspera de Carlos Urzúa como secretario de Hacienda.

Los mercados locales cedieron gran parte de sus pérdidas iniciales ayudados por comentarios del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, que avivaron las expectativas de un recorte en las tasas de interés e impulsaron a los activos de la región.

El peso cotizaba en 19.15 por dólar a las 2040 GMT, con un marginal avance del 0.02% frente al precio de referencia de Reuters del martes, cuando registró su peor jornada desde finales de mayo.

“Sigue hasta ahorita el tema de Urzúa presionando a los mercados”, dijo un intermediario del mercado local de cambios. “Muchos inversionistas están esperando a ver si efectivamente hay continuidad y certidumbre de parte del nuevo secretario”.

El referencial índice S&P/BMV IPC, integrado por las acciones de las 35 firmas más líquidas del mercado, bajó 0.03% a 42,805.61 puntos, contrario al avance de las plazas en Nueva York.

Los títulos del grupo financiero Banorte encabezaron el movimiento, con un 3.17% menos a 104.80 pesos, seguidos por los de la cementera Cemex que cedieron un 1.30% a 7.57 pesos.

En las últimas dos sesiones, la bolsa acumula una caída del 1.80%, mientras que la moneda ha perdido 1.25%.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono a 10 años avanzó dos puntos base a 7.60%, mientras que la tasa a 20 años avanzó tres a 7.89%.

Te recomendamos: 

S&P 500 rebasa por primera vez los 3,000 puntos en Wall Street

 

Siguientes artículos

S&P 500 rebasa por primera vez los 3,000 puntos en Wall Street
Por

Por minutos, el índice S&P 500 se ubicó por arriba de los 3,000 puntos impulsado por la expectativa de una baja en las t...