Si bien Brad Pitt es símbolo de éxito gracias a su larga carrera, donde destacan clásicos como “El club de la pelea” y “Sr. y Sra. Smith”, ahora también será parte de un récord histórico dentro de la industria cinematográfica con una de las películas más costosas que se hayan visto hasta el momento.

“Fórmula 1”, será la película que, dirigida por Joseph Kosinski y producida por el piloto Lewis Hamilton, se ha ganado hasta el momento este título, pues según un reporte de ESPNF1, tiene un presupuesto aprobado de más 300 millones de dólares, aunque la cifra específica no se ha hecho pública.

La cinta se posicionaría entre las producciones con mayor costo, colocándose en la lista entre títulos como “Avatar: el camino del agua”, “Rápidos y Furiosos X” y “Avengers: Endgame”, por mencionar algunas que se estrenaron en años recientes.

A pesar de que no se saben muchos detalles de este fantástico filme en desarrollo, hasta ahora la trama se centraría en representar la adrenalina que viven los pilotos de este deporte que cada vez tiene mayor reconocimiento y una amplia red de fanáticos que no querrán perderse esta historia en la gran pantalla.

Te recomendamos: Prime Video anuncia estreno del documental Federer: ‘sus últimos 12 días’

La película ‘Fórmula 1’ acelera hacia el género automovilístico del cine

Seguramente esta cinta al ser protagonizada por Brad Pitt será un éxito en taquilla, además que captará la atención de los aficionados tanto a la F1 como de los deportes mecánicos y de alta velocidad, sin embargo, esta no es la primera película de este tipo, , ni mucho menos que tiene como estrella principal a los autos.

En 1966, se lanzó el filme “Grand Prix”, una de las primeras en abordar el tema de las emociones a flor de piel dentro de las carreras de autos. La trama gira entorno a un piloto que se ve envuelto en una relación sentimental con la mujer de un excompañero, y aunque esa parte puede sonar cliché, las escenas dentro de la pista son las que verdaderamente hacen de esta película un clásico para los fans de la velocidad.

Para el año de 1990, Tom Cruise tomó el papel de un piloto decidido a ganar la NASCAR en “Días de Trueno”, siendo, a palabras de algunos críticos de la época, un “Top Gun sobre ruedas”, es decir, una carga de acción y adrenalina combinada con motores trabajando a toda maquina.

Ahora, en la década de los 2000, Sylvester Stallone no se quedó atrás, pues si ya había protagonizado películas entorno a un deporte de contacto en la saga de “Rocky”, se adentró en las carreras con el filme “Driven”, donde nos dan una dosis de testosterona y velocidad inigualable, en el entorno de la famosa IndyCar series.

¿Te gustan las fotos y las noticias?, síguenos en nuestro Instagram

 

Siguientes artículos

Japón ancianos-muertes
Japón estima que unos 68,000 ancianos podrían morir solos en sus hogares este año
Por

Japón estima que hasta 68,000 ancianos podrían morir aislados en sus hogares anualmente y que la cifra podría aumentar....