Durante los últimos meses, el confinamiento se ha convertido en la ocasión perfecta para visualizarnos en espacios sublimes. Nos imaginamos poseedores de las mejores experiencias en destinos inimaginables: playas, montañas, dunas escondidas. Sí, han sido largas semanas de espera, pero es una realidad que nuestra paciencia puede ser bien recompensada al finalizar la contingencia sanitaria. ¿Cómo? Te mostramos:

Si eres un amante de las nuevas experiencias, sabrás que cada mínima oportunidad puede acercarte a descubrir múltiples formas de realizar tus objetivos, y qué otra (y mejor) manera de redescubrir el mundo si no es viajando: conocer diversos estilos de vida y conquistar insólitos rincones que alimenten tus sentidos. 

Viajar es una inversión personal inigualable, y por ello, acumular tus Puntos Premier pueden convertirse en el mejor aliado para tu pasaporte -incluso mientras no puedes viajar-, ya que los Socios Club Premier acumulan recompensas  cada pequeña inversión, pensando en que todas sus elecciones de compra les acercan mucho más rápido a una nueva aventura. 

Y si lo que más deseas es retomar el vuelo, a continuación, te presentamos este listado con siete destinos poco conocidos que con seguridad querrás descubrir en tu próxima Experiencia Premier.

1. Cali: una ciudad de puro ritmo

La ciudad de Santiago de Cali, en Colombia, tiene atractivos turísticos con historia, riqueza étnica y cultural. Su temperatura cálida y húmeda la convierten en la cuna de los ritmos tropicales que reaniman el corazón de todos aquellos quienes le visitan.

En Cali, la protagonista de los ritmos musicales es la salsa, con una armonía sonora contagiosa y frenética tan distinguible en la cultura de este país, por eso mismo, Santiago de Cali es reconocida como la ‘Capital de la Rumba’ y en el mundo, como la ‘Capital de la Salsa’, porque la fiesta callejera y el baile son característicos. 

Si en tu próximo itinerario planeas descubrir nuevos colores y sabores que cautiven tu paladar, te recomendamos aprovechar tus paseos por Cali para probar la gastronomía tradicional que funde la herencia española, indígena y africana en un sabor único, con platillos distintivos como el arroz atollado y empanadas vallunas para almorzar; tostadas de plátano verde con hogao, y sancocho de gallina, que es una sopa característica de los países pertenecientes al antiguo Virreinato de Nueva Granada (Panamá, Colombia, Venezuela y Ecuador).

Sin duda alguna, una de las experiencias únicas de la ciudad es la Feria de Cali, que se celebra en diciembre para despedir el año a ritmo de salsa, por lo que es el destino ideal para disfrutar de ritmo, música y baile como sólo en América Latina lo saben hacer.

Feria de Cali (Foto: Colombia.co)

Feria de Cali (Foto: Colombia.co)

2. La Zona del Silencio: para un espíritu intrépido

Si lo tuyo son las aventuras fuera de lo común, con escenarios arriesgados y condiciones climáticas desafiantes, Durango tiene la propuesta perfecta para ti: la Zona del Silencio, un extenso desierto considerado como una de las regiones más inhóspitas del mundo, salvaguardando tan sólo especies endémicas.

Para explorar este desierto deberás considerar la asistencia de un guía que conozca la zona, ya que las distancias son extremadamente largas y es muy fácil perderse entre las veredas. Las actividades que podrás realizar en este lugar son ideales para hacer excursiones en familia: desde asistir a ceremonias para cargar energía y observar la luz de las estrellas en la bóveda celeste, hasta deportes extremos: como rappel, camping, bicicleta de desierto y paseo en kayak.

Noviembre es el mes donde podrás ver la tan esperada lluvia de estrellas, conocida como Leónidas. Un espectáculo natural donde el cielo se cubre de estrellas brillantes, permitiéndote caminar incluso sin lámparas para guiarte. 

La caminata al atardecer es una actividad imprescindible si deseas apreciar diversas tonalidades en el cielo con el sol del fondo escondiéndose por el horizonte, desde naranjas, amarillos, rojos, morados y rosas.

Te recomendamos llevar ropa para protegerte del frío, pues en la noche las temperaturas alcanzan bajo 0°, y por supuesto, ¡no olvides tu cámara! Durango te está esperando.

 

La Zona del Silencio (Foto: Secretaría de Turismo del Estado de Durango)

La Zona del Silencio (Foto: Secretaría de Turismo del Estado de Durango)

3. Montaña de los Siete Colores: el arcoíris de Perú 

A unos 100 kilómetros al sureste de Cusco existe un arcoíris hecho montaña. También conocida como Vinicunca, la Montaña de Siete Colores es un vestigio de la transformación milenaria de la naturaleza en los Andes de Perú.

Te aseguramos que la montaña Vinincunca te impresionará por su autenticidad y belleza. Se trata de un mosaico de colores producto de la erosión de minerales acumulados en la zona, y en ella podrás identificar tonalidades como magenta, blanco, rojo, verde y amarillo mostaza, debido a que en esta zona, la tierra es rica y abundante en arcilla roja, carbonato de calcio, ferro magnesiano y minerales sulfurados. 

En tu visita a la Montaña de Siete Colores encontrarás que los habitantes del lugar realizan rituales como una ofrenda a la naturaleza, lo que puede hacer de tu visita una aventura de gran misticismo. En Perú, cada nuevo encuentro es una experiencia intercultural, ¡conócelo!

4. International Rose Test Garden: un paraíso floral

¿Sabías que Portland, en Oregón, también es conocida como la ‘Ciudad de las rosas’? Este sobrenombre se debe al International Rose Test Garden, en Washington Park, donde cada año florecen más de 10,000 rosales entre mayo y octubre, con más de 610 variedades de rosas.

El acceso a este paraíso floral es totalmente gratis, y durante tu visita podrás encontrar un quiosco con una lista alfabética de las rosas del jardín y una guía para identificar el tipo específico de cada flor. 

Fundado en 1917, el International Rose Test Garden es un atractivo imperdible de Portland, reconocido por la belleza que reúne la infinidad de matices y la amplitud de un espacio celestial. Y si eres amante de la rosas, en este lugar encontrarás a The Rose Garden Store, el sitio comercial de jardín con souvenirs que se convierten en el detalle perfecto para recordar a la ‘Ciudad de las rosas’.

¿Puedes imaginar el aroma de este paraíso?

5. Albuquerque: experiencia Western

Arquitectura de Albuquerque, en Nuevo México
(Foto: Aarón Mendoza / cortesía para Forbes México)

Reconocido por su tradicional arquitectura color arena, la capital de Nuevo México es el destino ideal para quienes son amantes de los atardeceres con tonalidades intensas : durante el día, el cielo adquiere un bellísimo color azul profundo, mientras que por la tarde predomina la presencia de los rojizos y naranjas en el firmamento.

Albuquerque se distingue por salvaguardar sus orígenes, ya que es posible apreciar detalles relativos a las tribus originarias de la región, por lo que se considera como uno de los mejores lugares para conocer la cultura nativa americana.

Entre los atractivos naturales de la zona destaca el Parque White Sands National Monument, se trata de grandes dunas de yeso: las resplandecientes arenas blancas de Nuevo México. Si visitas este sitio, serás testigo de la fuerza de la naturaleza, que con oleadas de viento acarrea finísimas partículas de arena por todo el desierto.

Una característica muy peculiar -y quizá la más conocida- de Albuquerque es que fue sede de la famosa serie estadounidense Breaking Bad. Si eres fan de esta producción y buscas conquistar destinos insólitos, Albuquerque es la respuesta.

6. Archipiélago de Revillagigedo: riqueza marina

Ubicado sobre el Océano Pacífico, entre Manzanillo y Cabo San Lucas, el Archipiélago de Revillagigedo posee una rica diversidad de flora y fauna que genera un conjunto único de procesos biológicos y ecológicos. Se trata de una de una joya marina considerada por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Debemos decirte que visitarlas no es sencillo, pues el acceso a la Reserva del Archipiélago de Revillagigedo está restringido por la Secretaría de Marina y para conocerlo es necesario obtener un permiso especial por el Estado de Colima. Estas medidas son parte de un esfuerzo por preservar la zona, ya que hasta ahora se distingue por ser un invaluable hábitat para especies en peligro de extinción. ¡Pero vale muchísimo la pena!

Las aguas de Revillagigedo son el hogar de cuatro de las seis tortugas marinas que habitan en las costas mexicanas. Algunas otras especies endémicas que habitan este ecosistema son reptiles, crustáceos, moluscos y aves como el cenzontle, tecolote enano y el perico verde.

Para llegar a la zona es posible tomar embarcaciones desde el puerto de Manzanillo, Colima, o en Mazatlán,  Sinaloa. Sin lugar a duda, se trata de una joya de la naturaleza, que se ha convertido en un refugio para las especies más amenazadas, por lo que si deseas conocer esta maravilla de la naturaleza te recomendamos hacerlo con máxima responsabilidad y compromiso.

Foto: Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales

 

7. Parque Nacional Shinjuku Gyoen: belleza rosa en Tokio

Foto: Ministerio del Medio Ambiente de Japón

La flor del cerezo o “sakura” es la flor nacional y símbolo de Japón. Ubicado en Tokio, la capital del país, el Parque Nacional Shinjuku Gyoen es uno de los mejores lugares para apreciar esta belleza natural. Se trata de uno de los lugares más estimados por los tokiotas, gracias a que el sitio brinda tranquilidad, armonía y descanso en medio del intenso ritmo citadino.

Los frondosos paisajes y las flores de temporada convierten a este jardín en el lugar ideal para dar un paseo y disfrutar de un almuerzo fresco bajo la sombra de los grandes cerezos.

El Parque Nacional Shinjuku Gyoen combina tres tipos distintos de jardines: tradicional japonés, formal y paisajista, con extensos céspedes y arboledas tranquilas. 

Si realizas tu visita en primavera, podrás admirar más de 1,000 cerezos que tiñen de rosa el parque con delicadas flores. En otoño, contemplarás la variedad de colores propios de la estación en el centro de Tokio, una gran variedad de plantas en los jardines y un peculiar invernadero.

Para quienes desean disfrutar de los distinguidos paisajes rosados de Tokio, el Parque Nacional Shinjuku Gyoen es sin duda el destino ideal en cualquier época del año. 

Ya lo sabes, elige tu próximo viaje mientras acumulas tus Puntos Premier. Hazlo posible y viaja mientras multiplicas tus beneficios. Al final de una larga espera, Club Premier te lleva a los destinos nacionales e internacionales que siempre imaginaste conocer. 

Inscríbete gratis, acumula y obtén beneficios a través de tus vuelos en Aeroméxico y pedidos en Uber Eats, compras en Librerías Gandhi y al cargar en Gasolineras G500, así como todas tus compras con tus Tarjetas American Express Aeroméxico o Santander Aeroméxico.

Tus Experiencias Premier son invaluables, por eso, cada viaje te acerca a nuevos sueños. Acumula, reserva y vuela mientras conquistas tu siguiente destino en compañía de aquellos que siempre te han visto ganar.

Lee también: Retoma el vuelo: atesora tus Puntos Premier y conquista un nuevo destino

 

Siguientes artículos

Este Hot Sale Citibanamex ayudará a médicos y grupos vulnerables afectados por COVID-19
Por

Durante la preventa exclusiva, el 22 de mayo, y durante los días de Hot Sale, del 23 al 1 de junio, Citibanamex ayudará...