A partir de la década de los 80 y hasta el día de hoy, los cambios en las tendencias de consumo en el país, han impulsado a la industria alimentaria a buscar una variedad de productos que se ajusten a las distintas necesidades de las personas, cuyos objetivos se afincan en integrar a su dieta y estilo de vida mejores hábitos de salud.

Los productos sin calorías o bajos en calorías nos brindan ese “empuje ligero” que necesitamos para dar lo mejor de nosotros en todo lo que hacemos, enfrentando los retos de todos los días con la energía suficiente. Es un hecho que también debemos considerar estas opciones como fuentes de hidratación adecuadas por su alto contenido de agua.

Aurora León, vicepresidenta de la Federación Mexicana de Nutrición Deportiva, menciona que es importante derribar los mitos creados alrededor de los edulcorantes no calóricos y considerar como pilar de información confiable, los resultados de los estudios realizados por la Organización de Alimentos y Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los que se revela que “los endulzantes no calóricos son seguros para ser consumidos por toda la población, incluidos niños, diabéticos y mujeres embarazadas y lactantes sin efecto nocivo a la salud”.

El caso del aspartame

Como con cualquier alimento, la moderación siempre será la clave en el mantenimiento de la salud y el peso, y en el caso de los edulcorantes no calóricos, pasa lo mismo. De acuerdo a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), es seguro consumir aspartame tomando en cuenta la ingestión diaria admisible (IDA) (la cual se calcula de acuerdo con el peso de la persona).

Esto quiere decir que según la IDA una persona puede consumir hasta 50 mg/kg de peso corporal, que son alrededor de 75 sobres al día. El número de sobres permitidos es un límite muy amplio, difícil de exceder por una persona durante el transcurso de un día.

Lee también: Cuerpo y mente, elige el camino correcto para alcanzar el bienestar integral

En conclusión, los edulcorantes no calóricos son sustitutos seguros y aprobados que se encuentran hasta en más de 6 mil productos en el mundo. Tener información confiable es clave para tomar mejores decisiones, que a su vez, impacten de manera positiva en nuestra vida diaria.

PUBLICIDAD

Elige opciones bajas o carentes de azúcar

Una alternativa son los alimentos y bebidas con endulzantes bajos en calorías o sin ellas. Dentro de esta clasificación están el aspartame, la sucralosa, la sacarina y la estevia. Estas alternativas son una buena opción para quienes están cuidando el consumo de hidratos de carbono, buscan controlar las calorías que consumen y quieren disfrutar del sabor dulce.

En resumen, los edulcorantes no calóricos son sustitutos de los endulzantes tradicionales, probados y avalados para ser consumidos por toda la población, incluidos niños, diabéticos, mujeres embarazadas y lactantes, sin efectos nocivos para la salud.

 

Siguientes artículos

Cuerpo y mente: elige el camino correcto para alcanzar el bienestar integral
Por

Escoger lo que nos hace sentir mejor es una decisión complicada, pero a la vez, representa el camino más conveniente par...