En México, pese a que las pequeñas y medianas empresas (PyMes) suman ya un poco más de cuatro millones, y que generan más del 75% de los trabajos del país y más del 50% del Producto Interno Bruto, muchas de ellas desaparecen antes de cumplir su tercer año de existencia, o bien sus metas de crecimiento no se dan conforme a lo planeado, debido en buena medida a los constantes cambios internos y externos que se traducen en desafíos intermitentes.

Ante este reto, los servicios bancarios se han convertido en una suerte de “copiloto” financiero de alto valor, gracias en buena medida a su capacidad para atender temas diversos como el pago de nómina, simplificación y automatización de cobros, emisión de cheques, autenticación de datos, emisión de créditos, etc. Sin embargo, las dinámicas actuales de las empresas y los negocios, en donde la tecnología, la seguridad y la simplificación se traducen en un servicio personalizado de alto valor, las necesidades y requerimientos de los dueños de empresas se han vuelto cada vez más específicos.

Encontrar una solución financiera que atienda de forma congruente y aterrizada las necesidades personales y de negocio de los propietarios ha sido un llamado de atención constante para los bancos, en busca del momento justo para lograr un sincretismo entre eficiencia, beneficios, optimización y tecnología.

HSBC es la primer entidad bancaria en atender este complejo escenario y desarrolla HSBC Fusion, solución bancaria enfocada primordialmente a los dueños de las pequeñas y medianas empresas, integrando de forma inteligente tanto su banca personal como la de su negocio, permitiendo un ahorro de hasta 35% en las comisiones que pagan habitualmente por servicios separados.

PUBLICIDAD

Así, HSBC Fusion atiende de forma focalizada y específica las necesidades de sus clientes PyMes, a través de cuatro membresías distintas, de acuerdo a perfiles particular:

– Empresario. Para profesionistas independientes que tienen necesidades duales de negocios y personales y buscan de privilegios exclusivos.

– Negocios. Para clientes que adicionalmente requieren soluciones de pago de nómina, impuestos y buscan acceso a oportunidades de negocios globales.

-Negocios Digital. Para los clientes que manejan su negocio desde cualquier lugar y con acceso a herramientas tecnológicas en la nube.

Además, dichas membresías se encuentran diseñadas de acuerdo al perfil del empresario y le permiten a cada propietario de negocio escoger productos y servicios, conforme a sus necesidades particulares, desarrollando un servicio a la medida.

HSBC Fusion cobra vida a través de dos innovadores productos: la Tarjeta de Crédito HSBC Fusion, con beneficios exclusivos para el dueño, y Mi Oficina Digital, la cual posee soluciones en la nube y herramientas digitales encaminadas al ahorro de tiempo y modernización de la administración.

Los propietarios podrán tener diversos beneficios a través de su Tarjeta de Crédito HSBC Fusion, tales como diversas facilidades en viajes mediante la membresía de Priority Pass y acceso a las salas VIP de Visa, transportación privada hacia y desde el aeropuerto, meses sin intereses en el extranjero; beneficios comerciales con descuentos en la compra en vuelos, renta de automóviles; reconocimiento y atención telefónica exclusiva en el Centro de Atención HSBC Fusion, así como asistente personal concierge, y también protección y seguridad con seguros y coberturas de viaje, seguro de garantía extendida, cargos no reconocidos y robo en cajero.

Además, con soluciones como Mi Oficina Digital se tiene a disposición una serie de herramientas que busca la simplificación y automatización de tareas indispensables para la operación cotidiana de los negocios en México.

También puede interesarte: 4 soluciones que harán fuerte a tu negocio este año

Conoce más en www.hsbc.com.mx/fusion