Ser una marca con gran reconocimiento mundial contempla también un sinnúmero de retos y compromisos, en el que las ganancias, el incremento de las ventas y la expansión de mercado no lo son todo. En este sentido, la Industria Mexicana de Coca-Cola, de cara a un siglo de permanencia en nuestro país, ha contribuido no sólo al crecimiento económico (su cadena de valor actualmente representa el 1.4% del PIB nacional), sino que también es hoy por hoy una de las firmas que mayor compromiso tienen a nivel social y ambiental.

Y si bien la Coca-Cola en su presentación original sigue siendo un producto clásico y entrañable en el gusto de los mexicanos, la compañía de bebidas ha logrado posicionarse de forma contundente dentro de los públicos más diversos y exigentes, esto gracias a su portafolio que incluye cerca de 70 marcas, de las cuales casi el 45% son bajas o sin calorías.

Cabe destacar que de las 500 presentaciones que posee la Industria Mexicana de Coca- Cola, 220 son con menos de 100 calorías, dejando a elección de los consumidores una amplia gama de opciones, entre las que se encuentran también agua, bebidas a base de té, con jugo de fruta, fortificadas, para deportistas, saborizadas, café, jugos y néctares, así como leches y refrescos.

Acciones sustentables de alto impacto

PUBLICIDAD

Gracias a su infraestructura y permanencia en la industria, Coca- Cola también se posiciona como el mayor reciclador de PET grado alimenticio en Latinoamérica, esto con el apoyo de sus dos plantas que, conjuntamente, tienen la capacidad de procesar 85,000 toneladas de PET al año (más de 4,100 millones de botellas).

De acuerdo a una visión integral, y con miras a generar un vínculo que integre el consumo consciente con el cuidado ambiental y el desarrollo social del país, desde 2007, en esfuerzo compartido con Coca-Cola, SEMARNAT, CONAFOR, CONANP, Pronatura México y más de 1,200 comunidades, se llevan a cabo diversas acciones de restauración ecológica en sitios clave para la recarga de mantos acuíferos, labor que en ocho años de trabajo ha logrado ya restaurar más de 64 mil hectáreas y plantar más de 74 millones de árboles.

Tan sólo en 2016, la Industria Mexicana de Coca-Cola contribuyó a poner en movimiento a más de 11 millones de personas en actividades y eventos deportivos, cifra certificada por la firma global PwC.

A través de todas estas acciones es como la Industria Mexicana de Coca-Cola renueva su compromiso con los mexicanos, trabajando con la filosofía de que la inversión con responsabilidad social genera progreso, crecimiento y desarrollo sustentable.

Lee también. Edulcorantes no calóricos: derribando mitos, construyendo realidades.