Gracias al Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), nos encontramos en un momento de transformación en distintas industrias a nivel global. Esta tecnología ha motivado numerosos cambios, impulsando la eficiencia, la reducción de costos y el incremento de ganancias en los negocios. Además, también ha impactado a los usuarios, que hoy tienen dispositivos cada vez más conectados que les facilitan muchos procesos del día a día.

Con estos avances, los equipos conectados pueden enviarnos datos y ser monitoreados desde ubicaciones remotas. Asimismo, es posible conectar una gran diversidad de sensores, por ejemplo, de movimiento, temperatura, iluminación, entre otros. Ello permite también la implementación de Ciudades Inteligentes, lo cual podría contribuir a un uso más sostenible de los recursos.

Muy pronto, el que nuestros dispositivos móviles “hablen entre sí” será algo cotidiano. Imaginemos por ejemplo cómo será tener autos conectados, ello hará posible tener opciones como encender el vehículo de forma remota, localizar y realizar mapeo casi en tiempo real, convertir los carros en hotsposts de Wi-Fi, etc. Todo esto podrá ser una realidad con ayuda del IoT.

En este sentido, AT&T es una de las compañías que busca conectar y movilizar a las personas, los procesos y la información a través del IoT. Cuenta con una amplia experiencia a nivel global con más de 44 millones de dispositivos conectados para diferentes sectores como el retail, agrícola e incluso automotriz.

PUBLICIDAD

En lo relacionado con autos conectados, actualmente conecta más de 21 millones de vehículos y trabaja con 27 de las principales marcas automotrices en el mundo para ofrecer diversas soluciones de IoT, que ayudan a mejorar la experiencia de los conductores. Incluso, recientemente anunció que brindará conectividad para el nuevo desarrollo “Find my KIA” de KIA Motors en México. Mediante tecnología de IoT, conectará el servicio de recuperación del nuevo KIA Forte 2019. Esto es sólo una muestra de cómo el IoT va en crecimiento.

Nos acercamos hacia un futuro en el que los consumidores se podrán conectar de formas innovadoras, permitiéndoles conocer los beneficios potenciales de esta tecnología. De hecho, se proyecta que en México habrá 200 millones de objetos conectados en 2020.

Conforme surgen soluciones innovadoras, la industria automotriz y los usuarios se benefician. Contar con los detalles específicos sobre el funcionamiento de cada vehículo, ayudará a la industria a hacer optimizaciones en sus siguientes modelos. Al mismo tiempo, a los consumidores les permitirá saber cuándo y a qué piezas de su auto les necesitan dar mantenimiento. De igual forma, el IoT puede ayudar en la prevención de accidentes viales, al facilitar la comunicación entre autos.

Aún hay camino que recorrer para hacer de esto una realidad cotidiana. Sin embargo, es innegable que la tecnología avanza a pasos acelerados hacia un mundo cada vez más conectado. Así que abróchense los cinturones porque vamos hacia allá.

Te puede interesar: AT&T ofrecerá internet ultra rápido a través de cables de electricidad.

 

Siguientes artículos

Impacto del machine learning: el futuro de la industria manufacturera
Por

Mayor competitividad, eficiencia de recursos y optimización de procesos es lo que el machine learning ha venido a propul...