Por Investing.com

Bolsas europeas en verde ante el día clave para Reino Unido: el Parlamento británico vota hoy sobre el Brexit. El mercado ya tiene descontado que la Cámara de los Comunes rechazará de plano la propuesta de la primera ministra, Theresa May.

Los analistas destacan los factores que hay que tener en cuenta a partir de esta noche:

1. Posibles reacciones de los mercados

“El consenso tiene descontada la derrota de May. Teóricamente eso debería introducir nervios suficientes como para que las bolsas retrocedieran el resto de la semana, pero en la práctica nada de eso va a ocurrir. El mercado también tiene descontado que la única salida práctica a este asunto es la extensión de plazos. Ya sea del periodo de negociación, del de transición o de ambos. Además, si no hubiera acuerdo se aplicaría la pragmática cláusula “backstop”, que significa que en la práctica nada cambia”, sentencias los expertos de Bankinter.

Sin embargo, desde Link Securities apuntan que “el rechazo del acuerdo por una amplia mayoría generará una elevada inestabilidad política en el país, con el Brexit quedando literalmente en el limbo. Lo que sí parece seguro que esta situación de inestabilidad e incertidumbre no es positiva para los mercados financieros británicos ni para los europeos en su conjunto”.

2. La libra, en el punto de mira

Más que en la reacción de las bolsas José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets, hace hincapié en cómo se comportará la libra: “Si May perdiera la votación con mucha diferencia, por ejemplo por 200 votos, esto podría llevar a ventas muy agresivas de la libra hasta la zona de 1.25. Ojo por lo tanto con posibles movimientos de la libra muy violentos esta tarde-noche, lo mejor es no estar en ella”.

De la misma opinión es Stephanie Kelly, Economista Política de Aberdeen Standard Investments, cuando advierte de que “pponerse al plan de la primera ministra probablemente también aumentará la venta de la libra esterlina y otros activos de Reino Unido, ya que los inversores centran su atención en lo que podría significar un Brexit caótico”.

3. ¿Nuevas concesiones por parte de la UE?

“Según lo ajustado o no que sea el resultado, el mercado calibrará si se podrían producir ligeras concesiones por parte de la UE o si el temor a las desconocidas consecuencias de un rechazo al acuerdo podrían ser suficientes para alcanzar su aprobación en una segunda cita que tendría que celebrarse antes del 21 de enero”, comentan en Renta 4.

4. Más plazos y sin fronteras internas

“Defendemos que el Brexit tendrá unos tiempos mucho más extensos de lo que se cree y que no existirá ninguna frontera física en Irlanda del Norte/Irlanda para las mercancías porque eso plantearía un problema geoestratégico irresoluble para Reino Unido”, añaden en Bankinter.

Según estos expertos, “Reino Unido saldrá de la UE recuperando el control de la circulación de personas y perdiendo la libre circulación de capitales y servicios financieros… pero no se bloqueará el comercio de bienes físicos. Eso tranquiliza a las bolsas, así que no pasará gran cosa”.

Desde Link Securities coinciden en señalar que “la posibilidad de un retraso en la salida del Reino Unido de la UE o, incluso, un ‘no Brexit’ no pueden ser descartados en estos momentos”.

Igualmente, Stephanie Kelly, de Aberdeen Standard Investments, afirma que la gestora mantiene “un 40% de probabilidad de que el acuerdo de retirada de Theresa May pase por el Parlamento a finales de enero. Si no puede, esperamos que se acelere la celebración de un segundo referéndum”.

5. El problema interno del Parlamento

Para Stephanie Kelly, el problema más importante “es que el equilibrio en el Parlamento sigue siendo el mismo: aunque no hay mayoría para su acuerdo de retirada, tampoco hay mayoría para ningún acuerdo. Los Diputados podrían evitar un Brexit duro mandado por el Gobierno con enmiendas a la legislación de implementación que se requeriría para cualquier resultado, incluyendo un ‘gestionado’ sin acuerdo. Un referéndum es la opción más probable para romper el estancamiento parlamentario, con el apoyo de todos menos de 20 diputados laboristas, demócratas liberales, del SNP y de una serie de diputados conservadores”.

Para esta experta, sin embargo, “elegir ‘no hay acuerdo’ como una verdadera estrategia de salida parece todavía poco probable. La propia May siempre ha evitado la perspectiva del daño económico y político que probablemente causaría a la economía británica y a las relaciones irlandesas”.

 

Siguientes artículos

AMLO anticipa compra de 500 pipas para garantizar abasto de gasolina
Por

El mandatario cuestionó que haya concesionarios de gasolineras qué no poseen pipas para surtirse.