Después de la euforia por el existo en la recompra de los bonos del NAIM impulsado por la SHCP, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador deberá contemplar el monto de 5,000 millones de dólares por lo ya gastado en el proyecto, más los honorarios de cancelación de los contratistas y el costo de arrasar lo que se ha construido.

“Van a pagar a los tenedores de bonos por un largo tiempo, y luego tienen que deshacer lo que ya han hecho, y eso no va a ser barato”, dijo Luis Maizel, director gerente senior de LM Capital Group.

Incluso en un país tan grande como México, donde el presupuesto anual será de aproximadamente 300,000 millones de dólares, es un gran costo que absorber para una nueva administración que está tratando desesperadamente de liberar fondos para gastar en sus principales prioridades.

También puedes leer: AMLO prevé redirigir 4% de presupuesto de dependencias a universidades

A los costos irrecuperables, la nueva administración tendrá que agregar los 1,800 mdd para la recompra de bonos, dinero que provendrá del fideicomiso del aeropuerto creado para construir un centro futurista diseñado por el arquitecto Norman Foster.

“Si bien el acuerdo fue una gran victoria para la administración, ya que evita una batalla potencialmente desagradable con los tenedores de bonos, el acuerdo de recompra que acordó (par más intereses devengados e impagos) fue mucho más costoso de lo que inicialmente había previsto”, dijo Maizel de acuerdo con Bloomberg.

Reducción de presupuesto a universidades fue un error; se corregirá: AMLO

 

Siguientes artículos

Sector privado pide al gobierno más dinero para la CRE
Por

La industria energética advirtió que el recorte puede dañar las labores del regulador, además de un costo elevado en la...