El pleno del Congreso de la Ciudad de México aprobó la propuesta del gobierno capitalino de incrementar para 2020 los impuestos a los servicios de hospedaje en aplicaciones como Airbnb, así como a bebidas alcohólicas y juegos de apuestas.

Con un incremento de 5% en el gravamen de los servicios de alojamiento, el gobierno de la CDMX espera recaudar 601.7 millones de pesos; con el aumento del 4.5% a impuestos a la venta final de bebidas alcohólicas, esperan un aporte de 100.1 millones de pesos y con el extra del 10% a las erogaciones en juegos de apuestas, buscan 431.8 millones de pesos adicionales a la hacienda pública.

El impuesto predial también aumentará, ya que se pretende recaudar 660 millones de pesos, es decir 3.9% más que en 2019. De igual manera lo hará el gravamen sobre nóminas, del cual se pretende obtener 26, 932 millones de pesos, 10.24% más que este año.

El paquete económico para 2020 en la CDMX cuenta con una estrategia para el fortalecimiento de la capacidad financiera de la capital, por lo que se pone en aumento la recaudación de ingresos tributarios, detalló la presidenta de la Comisión de Hacienda, Valentina Batres Guadarrama, en un comunicado de prensa del Congreso local.

No te pierdas: El paquete económico de Sheinbaum es mediocre y sin cambios: experto

Las razones

El incremento a las bebidas alcohólicas pretende controlar ciertos comportamientos y contribuir al financiamientos de servicios de salud, educación y rehabilitación para atender el alcoholismo, explicó previamente el tesorero de la Ciudad de México, Roberto Carlos Fernández González, ante las comisiones unidas de Presupuesto y Cuenta Pública, y de Hacienda.

En cuanto al cobro a plataformas de hospedaje, Fernández González refirió que muchos inmuebles que se rentan para este fin son de uso habitacional, por lo tanto su cobro fiscal es por uso doméstico.

“Esto significa que pagan predial y agua con tarifas subsidiadas, a diferencia de los hoteles que pagan con tarifa plena porque tienen un uso comercial”, detalló el funcionario a través comunicado.

Respecto al aumento en predial, agua y nóminas definió que la actualización refiere un factor mínimo, es decir por encima de la inflación prevista, por ello no aumentarían en términos reales, aclaró en su informe ante comisiones.

Prioridades

El aumento a dichos impuestos es “marginal”, no es relevante, sin embargo el gobierno de la Ciudad de México debería de estar preocupado por gravar el capital para incentivar la inversión, no el consumo, explicó Raúl Porras Rivera, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“No hay de qué alarmarse en materia de hacia dónde se orienta el incremento de estos impuestos”, se incrementaron en productos “que son considerados de lujo”, sin embargo lo que debería de gravarse es la propiedad y el capital, explicó el experto.

El capital, es decir el ingreso o dividendo que perciben los accionistas, necesita ser grabado e incentivado. “El Estado debe generar inversión pública para que la iniciativa privada pueda generar empleo”, abundó Porras Rivera.

Esto da certidumbre a la iniciativa privada; la creación de caminos y comunicaciones da condiciones para que se pueda producir e invertir más, subrayó.

Lee también: CDMX tendrá presupuesto de más de 238,975 mdp el próximo año

 

Siguientes artículos

genaro garcia luna
García Luna rechaza apoyo diplomático de México
Por

El exsecretario federal renunció a su oportunidad de comunicarse con funcionarios de la diplomacia mexicana presentes en...