La movilidad en el poniente y norte de la Ciudad de México registra esta mañana severas complicaciones tras la tormenta que cayó la tarde y noche de ayer.

La línea 7 fue cerrada parcialmente desde ayer y así amaneció, sin servicio de la estación terminal El Rosario a Tacubaya.

Sólo hasta las 8:45 horas, se abrieron más estaciones para ampliar el servicio de San Joaquín a la otra terminal Barranca del Muerto, es decir, permanecen cerradas El Rosario, Aquiles Serdán, Camarones, Refinería y Tacuba.

Por el cierre parcial de la Línea 7, usuarios han tomado como alternativa para llegar a la zona de Polanco la estación Chapultepec de la Línea 1, cuyo paradero se saturó.

Video: María Fernanda Navarro / Forbes México

Para apoyar al traslado de personas en la ruta de las estaciones de metro cerradas, el gobierno de la Ciudad envió autobuses del Sistema M1, antes RTP.

No obstante, han sido insuficientes y se han registrado largas filas de gente para abordar las unidades.

Incluso, algunas personas se han quejado de que el transporte no es gratuito como afirmaron las autoridades.

Además, ciudadanos se han quejado de que los taxis subieron sus tarifas para entrar a la zona afectada por la tormenta de este miércoles.

La lluvia de ayer fue la segunda más intensa en lo que va del año, informaron autoridades locales, y alcanzó los 54 milímetros, cuando el drenaje de la Ciudad es capaz de soportar hasta 30 milímetros, por lo que se vio rebasado.

Para este jueves, el Servicio Meteorológico Nacional pronostica chubascos con tormentas puntuales fuertes, de 25 a 50 milímetros, en la capital del país.

Lee también: CDMX, entre las entidades más propensas a inundarse

 

Siguientes artículos

mancera
Mancera se congratula por decisión sobre Metrobús Reforma
Por

El Ejecutivo capitalino precisó que la obra se continuará "con todo cuidado" y espera que esté concluida en septiembre....