Este jueves 28 de junio ha caído una de las tormentas más fuertes sobre la Ciudad de México.  Y quienes viven en la urbe saben lo que eso significa: sistemas de transporte colapsados y más de una sorpresa en casa.

Este problema climático se agudiza después de mayo, y la capital del país encabeza las zonas más propensas a inundarse, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Además de la CDMX, el Estado de México, Baja California y Veracruz enfrentan entre 100 y 500 inundaciones cada año.

La mayoría de estos fenómenos naturales se presentan por ciclones o lluvias continuas o de forma breve pero violenta e incontenible.

PUBLICIDAD

En México los daños que han causado las lluvias, sequías y huracanes entre 2000 y 2012 han ido en aumento: las pérdidas económicas llegaron a 284,351 millones de pesos, equivalentes a más del presupuesto anual conjunto de las secretarías de Salud, Desarrollo Social y Seguridad Pública.

No todo está perdido ante la naturaleza. Existen coberturas contra estos siniestros. Pueden ser para la estructura de una casa o para los bienes en su interior.

“Este tipo de seguro nos ayuda a reparar daños, reanudar operaciones y volver rápidamente a la vida cotidiana”, detalla la asociación en un documento.

 

Siguientes artículos

Tromba castiga y colapsa a la Ciudad de México
Por

La lluvia provocó encharcamientos y cierre de vialidades en la zona centro y norte de la ciudad.