Por Hugo Arce

Las proyecciones para Centroamérica son positivas, incluso para 2019, explica el informe Perspectivas Económicas Mundiales, publicado en enero de este año por el Banco Mundial (BM). Al respecto, Seynabou Sakho, directora del organismo para Centroamérica, encuentra grandes retos para la región, como la disminución de los elevados niveles de desigualdad en Honduras y la polarización política en El Salvador.

Con el fin de ayudar a enfrentar los desafíos y apoyar en las zonas de oportunidad, la institución tiene proyectados diversos planes regionales y nacionales en el Istmo. En total suman 33 proyectos de inversión (26 ya implementados) con un valor de 2,295 millones de dólares (mdd). Además, tiene programas de donaciones y asistencias técnicas.

“[Hay] un enorme abanico de oportunidades, como las elevadas tasas de crecimiento de Panamá, Honduras y Nicaragua, el potencial del sector privado y la posibilidad de aprovechar las elecciones como una oportunidad para generar consenso”, dice Sakho, en entrevista realizada el 26 de marzo.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, el sector público tiene el desafío de desarrollarse en sintonía con el rápido crecimiento de la iniciativa privada; el sector educativo tiene la tarea de evitar las altas tasas de deserción escolar; y en países como El Salvador y Costa Rica, son necesarias reformas económicas para lograr una sostenibilidad fiscal adecuada.

Puedes leer:  Erupción de Volcan de Fuego deja más de 219 mdd en pérdidas

De acuerdo con el informe del BM, Panamá crecerá 5.6% al cierre de 2018; además, países como Nicaragua, Costa Rica, Honduras y Guatemala casi doblarán su tasa de crecimiento en relación con toda Latinoamérica y el Caribe (que es de 2%) y están por encima de la tasa de crecimiento de la economía global, que es de 3.1%.

Sakho explica que este crecimiento económico es el resultado de mayores oportunidades para el sector privado: “Esto, a su vez, tiene un impacto social positivo, porque al generarse posibilidades de trabajo se reducen la pobreza, las presiones migratorias hacia otros países y los incentivos para que los jóvenes ingresen a pandillas”.

Desde su nombramiento como directora del BM para Centroamérica, en septiembre de 2017, ha identificado los sectores que están impulsando la economía de la región. En general, las industrias logística, financiera, agrícola y turística “parecen tener un potencial adicional que no se ha utilizado de manera exhaustiva”.

 

Siguientes artículos

panamá
Inflación en Panamá aumenta por precios de combustibles
Por

La mayor variación fue en la clase “Transporte de pasajeros por aire” con 34.9%, por el aumento en el precio del pasaje...