DW.- «Instamos a Estados Unidos a detener sus acciones incorrectas […] para evitar causar daños adicionales a las relaciones económicas y comerciales entre China y Estados Unidos», dijo el portavoz del ministerio de Comercio, Gao Feng, en una rueda de prensa.

Gao aseguró que está en contra de medidas unilaterales contra cualquier entidad china y que el gobierno tomará medidas para «salvaguardar el interés legítimo de nuestras compañías».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohibió el miércoles que empresas de su país usen equipos de telecomunicaciones de compañías extranjeras consideradas peligrosas para la seguridad nacional, una medida incluye a Huawei.

China urgió también hoy a Estados Unidos a poner fin a sus prácticas contra empresas extranjeras como la declaración de emergencia nacional decretada este miércoles por el presidente estadounidense, Donald Trump, que prohíbe a las compañías de EU usar equipos de firmas que supuestamente intentan espiar al país.

TAMBIÉN LEE: México, bastión de Huawei contra campaña de Estados Unidos

«Nadie ve este movimiento como constructivo o amistoso y urgimos a Estados Unidos a cesar de usar estas prácticas», dijo en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Exteriores chino Lu Kang.

Kang dijo que China «se opone a los países que crean problemas con el tema de la seguridad nacional como excusa» y aseguró que las empresas extranjeras en el gigante asiático «no tienen de que preocuparse si se encuentran en situación legal».

China arresta formalmente a dos canadienses detenidos

China arrestó formalmente a los dos canadienses detenidos desde diciembre en su territorio por razones de seguridad nacional, indicó este jueves un diario canadiense, en un caso que avivó las tensiones entre Ottawa y Beijing.

El diario The Globe and Mail cita un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores de su país según el cual «Canadá condena firmemente su detención arbitraria, como habíamos condenado su detención arbitraria el 10 de diciembre».

Michael Kovrig, un exdiplomático, y Michael Spavor, un empresario establecido en China que organizaba viajes a Corea del Norte, fueron detenidos poco después de que Canadá arrestara, a petición de Estados Unidos, a la directora financiera del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, Meng Wanzhou.

Washington pide la extradición de Meng a Estados Unidos, donde está acusada de complicidad de fraude para intentar burlar las sanciones financieras impuestas a Irán, cargos que niega. Su arresto abrió una crisis diplomática sin precedentes entre China y Canadá.

La detención de los dos canadienses es ampliamente considerada en Occidente como una medida de represalia, lo que China niega.

Las autoridades chinas señalaron a principios de marzo que Michael Kovrig era sospechoso de espionaje y robo de secretos de Estado, acusaciones que podrían acarrearle severas penas.

 

Siguientes artículos

petroleo-plataforma-Ronda
Juez ordena a Oro Negro entregar plataformas petroleras a acreedores
Por

La empresa tiene 24 horas para entregar las cinco instalaciones petroleras a los tenedores de bonos pues es incapaz de c...