El sorprendente cese de operaciones de la aerolínea islandesa de bajo costo Wow Air ha ido mucho más allá de un mero desastre corporativo.

Esta quiebra ha representado un la desestabilización de la economía de ese país que de acuerdo a El País, prevé que el Producto Bruto Interno se contraiga en un 0.4%.

Se trata de la contracción de una economía que se basa en los ingresos de la industria turística, por lo que el impacto es doblemente letal.

Tasa en baja

Asimismo se destaca que el banco central de ese país redujo la tasa de interés, fijándola en un 4%, medio punto menor a los guarismos habituales.

La situación es así: el cierre de una de las aerolíneas locales más vendidas en Europa, ha dejado varados a miles de pasajeros, no sólo con destino al país que se luce en Game of Thrones por sus místicos paisajes, sino con tickets a los diversos destinos que la aerolínea explotaba.

Fue en el mes de marzo cuando precisamente se desencadenó esta situación, que cuenta con varios ingredientes que incidieron en la crisis que el país nórdico afronta en estos momentos.

Merma pesquera

El año pasado y lo que va del actual tuvieron mermas considerables de la industria pesquera local, tan famosa por su cantidad de productos de exportación.

Y le agregamos un componente más, probablemente de una pésima siente, que es el endeudamiento que la aerolínea contrajo por la compra de su flota de Boeings 737 Max 8, que debieron dejar de hacer su trabajo, con el respectivo perjuicio a un esquema económico empresarial que no tuvo margen, ni holgura monetaria para enfrentar una situación de estas características.

De acuerdo al matutino español en su versión digital, el banco central islandés dijo en la víspera que el “deterioro de las perspectivas económicas ha provocado que las perspectivas de inflación cambien notablemente en un corto período de tiempo”.

Desempleo en alza

El banco revisó el martes su pronóstico de desempleo para este año, que prevé llegar a 3.9% desde el 3.1% previo, mientras que pronostica que la inflación alcanzará un máximo de 3.4% en 2019, antes de conseguir bajar hacia la meta de 2.5% en los próximos dos años.

Por su parte, la corona islandesa cayó un 0.6%, mostrando hasta 138.7 por euro en pizarra durante la mañana de ayer.

Lo que hay que destacar es que no se trata de la primera depreciación del 2019: la moneda, en los meses que va del año, ha bajado un 3.7%, haciendo más tangible aún los pronósticos de meses duros para el país nórdico.

También te puede interesar: 

Detener autos con hologramas 0 y 00 es una medida insuficiente y laxa: expertos

 

Siguientes artículos

México inicia Mundial Sub 20 con derrota 1-2 ante Italia
Por

El gol de México lo logró Roberto de la Rosa en el primer tiempo. El siguiente encuentro de la Selección es contra Japón...