Notimex.– Un compuesto natural llamado indol, presente en bacterias intestinales y en muchas verduras como el brócoli, coliflores y coles de bruselas podría ayudar a combatir el hígado graso no alcohólico.

Mediante un estudio, publicado en la revista Hepatology, científicos de la agencia de investigación agrícola Texas A&M AgriLife Research en Estados Unidos descubrieron que el indol tiene un papel fundamental en las personas con dicho padecimiento.

Pues, luego de analizar a 137 participantes, encontraron que las personas con un índice de masa corporal más alto tenían niveles más bajos de indol en la sangre y una mayor cantidad de depósitos de grasa en el hígado.

Para determinar con más precisión el impacto de este, el equipo de investigadores suministró dicho compuesto en modelos de animales.

El tratamiento con indol en los modelos animales disminuyó significativamente la acumulación de grasa y la inflamación del hígado, detallaron.

“Creemos que los alimentos saludables con una alta capacidad de producción de antígenos son esenciales para prevenir el hígado graso no alcohólico. (…) Este es otro ejemplo de que la alteración de la dieta puede ayudar a prevenir o tratar enfermedades”, señalaron.

Te recomendamos: AMLO descarta impuestos a alimentos chatarra y refrescos para combatir obesidad

 

Siguientes artículos

cambio climático_fenomeno_la niña
Colonias de pingüinos desaparecen en la Antártida por el cambio climático
Por

El número de pingüinos barbijo en algunas colonias de la Antártida ha disminuido hasta en un 77% desde que se los contab...