El índice de confianza del centro de estudios Ifo, subió a 106.8 en febrero desde 106.7 en enero, lo que brinda señales sobre que la primera economía europea comenzó el año estable.

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

La confianza empresarial de Alemania subió en febrero a un máximo nivel en siete años, mostró un sondeo el lunes, que sugiere que la mayor economía de Europa comenzó el año de forma sólida tras un buen cierre de 2014.

El índice de confianza del centro de estudios Ifo, basado en una encuesta mensual a unas 7,000 empresas, subió a 106.8 en febrero desde 106.7 en enero.

Se trató de la lectura más elevada desde julio pasado, aunque se situó por debajo de la lectura de 107.7 arrojada por un sondeo de Reuters.

“La confianza empresarial alemana sugiere que la economía ha continuado (el) nuevo impulso del último trimestre de 2014 bien entrado el Año Nuevo”, comentó el economista de ING Carsten Brzeski.

La economía alemana creció 0.7% en el cuarto trimestre debido a una demanda interna enérgica, que probablemente permanecerá robusta gracias a un desempleo en un mínimo récord, a una enérgica confianza del consumidor, a la caída de los precios y al aumento de los salarios.

El economista de Ifo Klaus Wohlrabe dijo que, sin embargo, sería difícil para la economía tener un mejor desempeño en el primer trimestre de este año que en el cuarto trimestre del año pasado.

El Gobierno alemán contemplaba un crecimiento del 1.5% para este año tras crecer 1.6% en 2014 y se esperaba que la debilidad del euro y el precio más barato del petróleo impulsaran al crecimiento.

Sin embargo, la economista senior para Europa en Capital Economics, Jennifer McKeown, dijo que el alza mínima del índice Ifo sugiere “que el euro más débil aún debería provocar un enérgico efecto positivo en las empresas alemanas y que las esperanzas sobre el impacto del alivio cuantitativo del Banco Central Europeo están siendo contrarrestadas por temores sobre Grecia”.

Ministros de la zona euro acordaron el viernes extender el rescate de Grecia en cuatro meses, con lo que evitaron una posible escasez de efectivo en marzo que habría forzado al país a salir del bloque monetario. Atenas discute ahora una lista de reformas para enviar a Bruselas.

El sondeo de Ifo mostró que las empresas se sentían levemente más pesimistas sobre la situación actual que en enero, pero un poco más optimistas sobre sus perspectivas para los próximos seis meses.

Además, mostró mejorías en los sectores minoristas y de manufacturas, mientras que la confianza en los sectores de construcción y mayorista empeoró.

 

 

Siguientes artículos

HSBC lamenta fallas en Suiza; sus ganancias caen 17%
Por

El mayor banco de Europa dijo que la reciente divulgación de prácticas y conductas pasadas en su banco privado suizo, qu...