Seguramente el tema atrajo tu atención. Puede ser que la idea de un horario flexible que se adapte a tu estilo de vida sea un anhelo largamente acariciado y lo más probable es que creas que tu jefe jamás estará de acuerdo con convertir este sueño en realidad. Te tengo una buena noticia: puede que estés equivocado, puede que no sea necesariamente así. Cuando un empleado valioso hace una petición bien sustentada, los jefes escuchan e intentan adaptarse y llegar a un punto de encuentro.

Como todo en esta vida, en la forma de pedir está el dar. Para solicitar un horario de trabajo flexible, tienes que llegar preparado. Es decir, no se trata de llegar con una lista de necesidades personales y recitárselas al jefe de un jalón. Hacerlo puede llevar a un fracaso rotundo. Más bien se trata de exponer los motivos por los cuales la organización también se vería beneficiada al otorgar esta posibilidad.

Un horario flexible de trabajo tiene varias ventajas para el empleador. Al permitir mayor elasticidad en los horarios se pueden reducir las causas tradicionales de impuntualidad y ausentismo. Se fomenta la productividad y puede tener un efecto positivo en términos de desempeño. Si puedes demostrar que contando con un horario ajustado, serás más eficiente, trabajarás más concentrado y entregarás mejores resultados, las probabilidades de lograr tu cometido se incrementan.

Según Julie Shields, autora de How to flex it, cuentas con una serie de estrategias para salir triunfante al solicitar un horario flexible:

PUBLICIDAD
  • Investigar. Tienes que hacer la tarea antes de hablar con el jefe. Busca acuerdos similares que hayan hecho otras personas en la empresa. Si eres el primero, encuentra lo que se ha hecho en la industria.
  • Sé realista. Debes llegar con una propuesta bien estructurada que proponga un horario que además de adaptarse a tus necesidades se adecue a las exigencias de la organización.
  • Maneja tu petición como una propuesta de negocios. Presenta la idea en términos de una negociación de ganar-ganar. Destaca cuáles serán las ventajas que tendrá la empresa y no te olvides de explicar las razones personales de esta petición. Sin embargo, hay que hacer énfasis en la perspectiva de la empresa.
  • Escríbela. Presenta tu petición en blanco y negro. Esto ayudará a tener un esquema visual, bien estructurado, detallado y sin omisiones.
  • Promuévete. Explica el valor agregado que podrás entregar a la organización, puntualiza la cantidad y calidad del trabajo que podrás desempeñar en el tiempo que ocupas para trasladarte o que desperdiciarías al estar sentado en la oficina.
  • Prepárate. Anticipa las preguntas que te pueden hacer, ponte listo para los problemas que se te pueden plantear y llega con respuestas específicas de cómo vas a dar soluciones.
  • Haz un plan de trabajo. Propón un programa de revisiones de resultados que tenga fechas para evaluar el desempeño y las consecuencias que ha habido por el horario flexible.

Desde luego, tienes que ser consciente de que la flexibilización de horarios de trabajo te debe de representar una ventaja. Por ello, debes ser muy cuidadoso y tener en control las formas en las que vas a aprovechar el tiempo y el balance que harás entre los temas personales y laborales. El tema nodal es que, al recibir una banda de movimiento considerable en tu horario de trabajo, puedas hacer fructificar esta libertad. El gran peligro que se enfrenta es el descontrol, es que al estar desfasado la desorganización se haga presente y, entonces, lejos de tener una ventana de oportunidad se enfrenta un riesgo de perder el rumbo.

Para que el resultado de una jornada flexible te resulte glorioso el requisito es tener una planeación adecuada de tiempos y movimientos. Con ello se evitan angustias y estrés entre empleados y sus mandos. También se impiden las cargas desbalanceadas de trabajo, los días llenos de trabajo y actividades y los de ocio. Un día retacado de tareas es extenuante y generan vicios del desempeño.

Por lo tanto, mientras más claras sean las reglas del juego y más esquematizadas sean las comunicaciones, mejores frutos se podrán cosechar. Uno de los motivos por los que los jefes son renuentes a los horarios flexibles es que sienten angustia de no poder comunicarse con los empleados para dar instrucciones. Prometer que estarás siempre disponible para bajar su nivel de ansiedad, ni le dará calma y lo único que logrará será ubicarte en una zona de incumplimiento seguro y de desazón.

No es posible estar recibiendo llamadas a todas horas y en todo lugar. No es posible estar perpetuamente conectado. No es sano. En esta condición, al negociar las condiciones de un trabajo con horario flexible, primero tienes que entender qué es la ventaja que buscas y actuar en consecuencia. En segundo lugar, es importante acordar con tu jefe cuáles serán los momentos en que podrá ponerse en contacto contigo y que seas fiel al acuerdo.

Un trabajo de horario flexible puede solicitarse con relativas probabilidades de éxito si tomamos en consideración estos puntos. Esta forma innovadora de trabajar permite que los miembros de un equipo de trabajo ajusten sus periodos de trabajo a su estilo de vida y a la etapa en la que se encuentran. Si logras plantear bien la idea, demostrando que podrás ser más productivo que si estuvieras en un esquema tradicional, el anhelo puede aterrizarse y convertir el sueño en realidad.

Además, déjame decirte un secreto: esta opción es conveniente para las empresas también. A los empleadores les conviene tener empleados enfocados, contentos y motivados. Si ésta es una forma de lograrlo y si puedes hacer que tu jefe entienda los beneficios para la empresa y para ti, estoy segura de que todo irá bien y auguro buen resultado a tu solicitud.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @CecyDuranMena

Blog: Las ventanas de Cecilia Durán Mena

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Conoce a Concur, la firma que digitaliza tus viáticos
Por

Concur ya trabaja con 180 empresas en México ayudándolas a gestionar y administrar el segundo segmento más importante pa...