Entre el 2 y 13 de diciembre se llevará a cabo la 25 edición de la Conferencia de las Partes (COP) que es el órgano de decisión supremo de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre cambio climático.

El inicio de las conversaciones no podría ser más dramático; incendios forestales, sequía, severas alteraciones del clima, deforestación criminal; calentamiento acelerado; temperaturas récord; miles de especies animales extintas; mientras que se extinguen los glaciares en otras regiones las inundaciones impactan tremendamente.  

Durante estos días se dará cuenta de las investigaciones recientes, iniciativas, compromisos y actualización de los efectos negativos en distintos rubros, la mayoría son malas noticias; la humanidad sentirá con mayor frecuencia y gravedad las consecuencias de su indiferencia y desprecio por el medio ambiente.

Algunos de los datos son terribles; la pérdida de biodiversidad, la contaminación de aguas, suelo, aire y la proliferación de distintos cánceres, enfermedades y padecimientos seguirán creciendo; cada día avanza el deterioro ambiental, científicos, académicos, activistas, líderes y personalidades coinciden: ya no hay marcha atrás. 

Sin embargo, todavía tu puedes hacer algunos cambios en tu vida cotidiana que -a pesar de ser mínimos- pueden ayudar a generar una mejor actitud, movilizar a la sociedad, sacudir la mentalidad e ir generando una nueva cultura y responsabilidad ambiental. 

  1. Ajusta tu vida diaria: Colecta el agua que se desperdicia al calibrar la regadera; usa el agua fría para lavar, para el inodoro, si vas a la estética exige que no la tiren; cierra las llaves en el gimnasio mientras te rasuras o te peinas; repara las fugas en casa y reporta las que veas en las calles.
    Procura tener una maceta, una planta como mínimo en tu lugar de trabajo, organízate para que difundas vida, actívate para atender jardines y áreas verdes comunes, ayuda a colectar la basura (es una buena actividad para hacer buenos amigos y hasta para ligar).
    Bájale a la carne y todos los alimentos de origen animal, la comida chatarra es la peor fuente de contaminación del agua y el aire; degradación del suelo, maltrato animal, daños a la salud y obesidad. Checa las etiquetas, conservadores, sustancias nocivas, endulzantes, saborizantes y colorantes artificiales son una ingesta de químicos que a la larga te pasaran la factura.
  2. Actitud ambientalmente responsable: No tires la basura en la calle, no la avientes por la ventana del carro, organiza tu bolsa para no andar dejando “cositas” por todos lados, manda a checar su mail a quienes veas haciéndolo.
    Si fumas no apagues una colilla con agua, déjalas en un depósito. El alcohol, los refrescos y los desperdicios de los vasos y copas de la fiesta no “abonan” las plantas, acábate tu trago o de plano no pidas más de lo que consumes.
    Aún de vacaciones no dejes de ser un activista, ahorra agua, usa menos toallas, reporta fallas, goteras y no dejes el agua corriendo si no la usas. No dejes basura en la playa.
  3. La basura electrónica: Organiza tu basura electrónica, recicla, aunque cueste trabajo dispón propiamente de tus baterías, celulares, equipos de cómputo, bocinas, accesorios, cargadores, cables, entrégalos en los centros de recolección, revisa como se pueden convertir en puntos o descuentos.Lee también: ‘Nemo’ puede extinguirse: el pez payaso, en riesgo por cambio climático 

    Este es uno de los problemas más graves; junto con los autos, aviones, embarcaciones y distintos vehículos, ¿te has puesto a pensar donde terminan? El volumen que ocupan, su peligrosidad y nivel de contaminación de millones de toneladas de metales y sustancias venenosas es cada vez mayor y se extiende por todo el mundo.

  4. Actívate y nunca te rindas: Nunca apoyes alguna actividad con animales, no te subas a carretas tiradas por caballos explotados, sedientos, hambrientos, enfermos que soportan todo el día a pleno sol.
    Aun en los mejores lugares, no te dejes llevar por falsos remedios de nado con delfines, los paseos en elefante, espectáculos con aves y primates son un verdadero crimen tras bambalinas.
    No compres, mejor adopta y apoya a las sociedades que sin fines de lucro combaten el maltrato animal, hay mucho que puedes hacer por tu comunidad, reclamar el mundo como especie “superior” implica responsabilidades para preservarlo, cuidarlo y mejorarlo.
    Convence a otros, actívate, organiza, marca el ejemplo, hazte presente en las redes, entre más joven seas más te afectara el cambio climático, lucha contra la corrupción para salvar al planeta; las probabilidades de que sufras por la falta de agua, clima extremo, cielos grises, guerras por hambre y que conozcas miles de especies solo en tu pantalla son cada día mucho mayores.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @CapitolCComm

Facebook: Capitol Consulting & Communication S.C.

Página web: Capitol Consulting & Communication

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Los principales errores de un líder
Por

Un buen líder contesta de forma clara y concisa a las siguientes preguntas: qué quiero lograr, para qué lo quiero lograr...