Aunque el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha dejado ver su interés por profundizar la relación económica con China, los empresarios mexicanos advierten que estrechar lazos comerciales con el dragón asiático no está en sus planes. 

La noche del 18 de enero, Jesús Seade, subsecretario para América del Norte y principal negociador del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en la administración de AMLO, afirmó que resultaba necesario capitalizar el potencial de inversión que China. 

La declaración la hizo a través de su cuenta de Twitter, en la que detallaba que una vez ratificado el T-MEC el objetivo debería estar enfocado en China y lo acompañaba con un video de la cadena Russia Today (RT) titulado ¿Cuál fue la receta de China para convertirse en potencia mundial? 

También lee: China crecerá en 2020 a su menor nivel en 30 años, prevén economistas

Pero estas declaraciones no parecen agradarle a la comunidad empresarial, que colaboró hombro a hombro con el gobierno mexicano en la renegociación del tratado comercial de América del Norte. 

“El sector privado no quiere ni pretende que se profundicen las relaciones comerciales a través de un tratado ni ninguna otra forma con China, porque lo vemos como un competidor y esa es la posición de todos los sectores productivos”, advirtió Moises Kalach, coordinador del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). 

Aunque eso no significa que los empresarios mexicanos no den la bienvenida al turismo de ese país asiático, así como las potenciales inversiones que pueda hacer, si es necesario “poner un límite” a un posible tema de libre comercio. 

“No estamos preparado para atender eso todavía y ha sido la posición que hemos dicho formalmente, especialmente porque hay muchos sectores de competencia directa con China que se sienten preocupados con las reglas que ha tenido China en los últimos años”, asegura el heredero de Grupo Kaltex, el mayor exportador de textiles a Estados Unidos en México. 

Desde la perspectiva de Kalach, lo ideal es esperar a que Estados Unidos “nuestro principal socio comercial” llegue a un acuerdo comercial con China, para explorar como “adherirnos a ese acuerdo”. 

Pese a las advertencias del empresariado mexicano, hasta 2016 China era el segundo socio comercial más importante de México con un intercambio comercial de 75,000 millones de dólares, la segunda fuente de las importaciones en México y el tercer destino de exportaciones, de acuerdo con información de la Secretaría de Economía. 

Lee también: T-MEC no es suficiente para atraer inversión: CCE

 

Siguientes artículos

Coronavirus china
Coronavirus no ha llegado a México; resulta negativo caso en Tamaulipas
Por

El paciente, posible primer caso de coronavirus en México, tiene un resfriado común, de acuerdo a los exámenes médicos,...