Costa Rica es por cuarto año consecutivo el país más eficiente del mundo en transformar el crecimiento económico en progreso social y se mantiene como la nación con mayor progreso social en el istmo, según el Índice de Progreso Social versión 2017 publicada por el Social Progress Imperative.

Con un PIB per capita ajustado por paridad de compra de 14,647 dólares tiene el mismo desempeño que Italia (34,220 dólares), Corea del Sur (34,387 dólares) o Israel (31,971 dólares).

Además, Costa Rica ocupa el octavo lugar a nivel mundial en salud y bienestar, por su baja mortalidad prematura en enfermedades no contagiosas (enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes o enfermedades respiratorias crónicas).

“En el componente de nutrición y cuidados médicos básicos el país destaca con la menor tasa de muertes por enfermedades infecciosas de América Latina con 22.25 muertes por cada 100,000 habitantes”, dice el Índice de Progreso Social versión 2017.

Puedes leer: La lista Forbes de las 50 Mujeres Poderosas de Centroamérica

En Seguridad Personal, Costa Rica debe prestarle atención a la tasa de homicidios ya que ocupa la posición 105 de 128 países medidos en el ranking mundial con 10 muertes por cada 100,000 habitantes. Pero también a las muertes en accidentes de tráfico, pues la mortalidad es mayor, con una tasa de 14 por cada 100,000 habitantes, ubicándose en el lugar 56 a nivel mundial.

En Acceso a Información y Comunicaciones el país ocupa el lugar 50 de 128 países evaluados al medir el porcentaje de usuarios de internet, obteniendo un 60% de la población. Cifra muy inferior comparada con el 97% de Noruega.

En Acceso a Educación Superior, continua el Índice, Costa Rica ocupa el lugar 68 de 128 países al considerar los años de educación promedio de las mujeres adultas, promediando apenas 10.98 años. Lejos de los 15.7 años que promedian las mujeres adultas en Canadá.

Publicidad

Retos para Costa Rica

A pesar de tener un progreso social alto y ser el segundo mejor país en progreso social de América Latina, al compararse con los últimos 10 países que entraron a la OCDE, el país apenas supera a cinco en el Índice de Progreso Social.

“Costa Rica tiene debilidades en acceso a educación superior, y acceso a información y comunicaciones; dos componentes clave para generar un país competitivo en innovación y tecnología”, según el Índice de Progreso Social versión 2017.

Al interior del país, el reto implica disminuir las diferencias regionales entre los cantones costeros y fronterizos principalmente rurales que tienen un rezago en progreso social, crecimiento económico y competitividad respecto a los cantones centrales mayoritariamente urbanos.

“Si queremos mantener el liderazgo en progreso social, el país tiene que generar las innovaciones sociales del siglo XXI, aumentar la competitividad y la sostenibilidad, sobre todo en las costas y las fronteras para garantizar una Costa Rica próspera y sostenible en el 2030″, señaló Roberto Artavia, presidente de INCAE Business School y vicepresidente de Social Progress Imperative.

El Social Progress Imperative, que publica anualmente el Índice de Progreso Social, es capaz por primera vez de comparar el desempeño en progreso social de 128 países durante cuatro años y revelar tendencias globales, regionales y nacionales.

“Millones de personas están sufriendo una disminución vergonzosa de sus libertades, más violencia e injustica, una evidente discriminación y exclusión de las oportunidades más importantes de la vida. A pesar de tener acceso a una riqueza extrema y otras influencias, los Estados Unidos junto con otros países avanzados casi no han tenido progreso en los últimos cuatro años”, dijo Michael Green, CEO del Social Progress Imperative.

 

Siguientes artículos

mexico-billete-economia
Hacienda presume economía dinámica y resistente
Por

La dependencia indicó que los ingresos presupuestarios crecieron 7.6% en el primer semestre del año.