El medicamento MSC-1 tiene una doble acción contra el cáncer, potenciado la capacidad antitumoral del sistema inmunitario e inhibiendo la capacidad de generar metástasis.

El fármaco, desarrollado en el Instituto de Oncología de Vall d’Hebron (VHIO), ha superado con éxito su primer ensayo en pacientes.

La forma como funciona es bloqueando una proteína llamada LIF que favorece la progresión de alrededor del 80% de los cánceres de páncreas, el 60% de los glioblastomas -el tumor cerebral más común, el 35% de los de ovario, el 15% de los de pulmón y posiblemente porcentajes más bajos de otros tipos de tumor.

El fármaco MSC-1 bloquea la proteína LIF, que está activa en el 80% de cánceres de páncreas, el 60% de glioblastomas cerebrales, el 35% de cánceres de ovario y el 15% de los de pulmón, de acuerdo con La Vanguardia.

“Estos son los casos que esperamos que se beneficien de una terapia contra la proteína LIF. Los cánceres en que LIF está activa suelen ser agresivos y tener mal pronóstico”, dijo Joan Seoane, investigador Icrea en el instituto VHIO y director del trabajo.

El origen del proyecto se remonta al año 2009, cuando Seoane descubre que LIF favorece la regeneración de las células madre tumorales.

Te recomendamos: 

Inteligencia artificial diagnostica cáncer de pulmón

 

Siguientes artículos

‘Aquí traigo el acuerdo con México’, dice Donald Trump y muestra una hoja de papel
Por

El presidente de Estados Unidos carga en su bolsillo del saco un documento que incluye, dice, un acuerdo aún no revelado...